Se imponen centros comerciales mas segmentados y mas pequeños

Buenos Aires, 17 de junio (Télam).- Los shoppings, también denominados las `catedrales del consumo`, nacieron en la Argentina hace 26 años y tuvieron su boom en los años `90 y ahora se van imponiendo en formatos más segmentados y en superficies más pequeñas.

Actualmente existen en la Argentina 106 shoppings y hay otros seis en construcción. El crecimiento del poder adquisitivo de las capas más relegadas hizo que surgieran shoppings segmentados para las clases C2 y C3, de clases medias y medias bajas, como el caso de Catán Shopping o Shopping San Justo.

Asimismo, están surgiendo variantes como los denominados `strip mall`, que son centros comerciales de calle, orientados a los servicios, con pasillos frontales a los locales y estacionamiento frente a cada negocio.

"Los shoppings se construyen en todo el país, tanto en el barrio capitalino de Palermo, en la ciudad bonaerense de Tigre como en Neuquén", ejemplificó Santiago Blaksley, presidente de la Cámara Argentina de Shopping Centers, en diálogo con Télam.

Actualmente este formato comercial factura cerca de 44 millones de pesos anuales y emplea a 46 mil personas en forma directa e indirecta. La mayoría de los locales vende ropa, se dedica a la gastronomía o al entretenimiento, como el caso de los cines que según Blaksley "generan una sinergia de público".

"Los shoppings siempre aceptaron a todos los niveles socioeconómicos, lo que pasa es que algunos por su ubicación apuntan a determinados niveles sociales", describió Blaksley.

"Hoy hay shoppings más segmentados, orientados para un público C3, como los de González Catán o San Justo o muchos del interior del país. También hay shoppings más pequeños, de menor escala", indicó.

Blaksley citó el caso de los `strip malls` que son centros comerciales con acceso desde la calle y servicios dirigidos a la necesidad de la zona, más servicios de moda, o mantenimiento de bares, gastronomía y supermercados, según explicó.

"En los strip mall el cliente estaciona su auto frente al local, la estadía es más corta, hace la compra y se retira. En la Argentina hay 10 o 12 centros comerciales de ese formato", explicó y opinó que es la variante que se desarrollará en los próximos años.

"En EE.UU hay muchos strip malls, construidos con una inversión menor, con una rápida definición del perfil de locales, porque lo demanda el área de influencia cercana", indicó y dijo que se pueden presentar locales de lavandería, gastronomía y entretenimiento, incluso cines.

Hoy los shoppings se extienden en todo el país y no sólo en las zonas de alta densidad poblacional, incluso Ushuaia inauguró un centro comercial en diciembre último.

Al enumerar las variantes de los shoppings, Blaksley dijo que "hay shoppings centers regionales, shoppings barriales y life style centers. Estos últimos agrupan no sólo a locales de indumentaria y gastronomía, sino incluyen hoteles, condominios, centros de convenciones".

"En los EE.UU hay centros comerciales que imitan a pequeños pueblos que se denominan `town centers` y algunos incluyen plazas abiertas, con góndolas alrededor y se paga estacionamiento con parquímetro", describió y aclaró que a la Argentina no llegó aún este tipo de formato.

Blaksley sostuvo que la industria del shopping center "está creciendo" y que "cada vez hay más clientes o visitantes. "Se estima que mensualmente más de 35 millones de personas visitan los shoppings argentinos y por año son 380 millones las personas que circularon y efectuaron compras en ellos", cuantificó.

El 58 por ciento de los shoppings argentinos son operados por desarrolladores que tienen un único centro comercial. Luego hay dos grandes desarrolladores: Cencosud, de origen chileno y Alto Palermo, del grupo IRSA, que tienen una participación en el mercado de 14 por ciento cada uno. El resto de la torta está a cargo de operadores que poseen dos o tres centros comerciales.

Cencosud, dueño de Unicenter, tiene 15 centros comerciales y Alto Palermo posee 12 centros.

Las tiendas departamentales, esos hermosos formatos clásicos que brillaron con Harrods y Gath & Chaves, tienen un reflejo con las tiendas Falabella. "En la Argentina la tienda departamental no penetró tanto como en Brasil o Chile, creo que es una cuestión de tiempos", dijo Blaksley.

El primer centro comercial fue el Shopping Sur de Avellaneda que nació en el año 1986. El sector tuvo hasta ahora tres buenos momentos de crecimiento y se relacionan con la cantidad de metros cuadrados construidos. Los mejores años fueron 1996, 2004 y 2010, enumeró Blaksley.

Para el presidente de la Cámara de Shopping Centers, el sector "está muy sólido. Se sigue construyendo, renovando. El sector sigue con acciones de marketing asociadas a promociones con tarjeta", indicó.(Télam).-

mgi-edlf-jja 17/06/2012 12:31

Cargando...