Hombre que se coló a fiesta en la Casa Blanca ahora es candidato

RICHMOND, Virginia, EE.UU. (AP) — Tareq Salahi, un viñatero de Virginia que se hizo célebre por asistir sin ser invitado a una fiesta en la Casa Blanca y luego vio como su esposa lo abandonaba por un guitarrista de rock anunció su intención de presentarse como candidato a gobernador de Virginia por el Partido Republicano.

En una decisión que provocó estupor y carcajadas en los círculos políticos de Richmond, Salahi llenó y presentó una declaración de candidatura el martes. Precisamente el día anterior, otro candidato republicano a gobernador, el secretario de Justicia Ken Cuccinelli, demandó a Salahi por presuntamente estafar a turistas que compraron entradas para recorrer la vinería.

La declaración de Salahi carece de valor hasta 1 de enero del 2013, según la ley del estado de Virginia. La junta electoral estatal no acepta formalmente las postulaciones hasta el mismo año en que se realizan las elecciones, en este caso noviembre del 2013, informó el funcionario electoral Chris Piper.

Salahi y su esposa, Michaele, ingresaron sin invitación a un banquete de la Casa Blanca en el 2009, y pudieron conocer personalmente al presidente Barack Obama. Su descarada proeza provocó preocupación sobre la eficiencia del Servicio Secreto.

La notoriedad que adquirieron permitió que Michaele consiguiera un papel en un programa de realidad televisada "Real Housewives of D.C." (Vida real de esposas de Washington DC) , que fue cancelado después de una temporada. Poco después comenzó a actuar en otro programa del mismo corte "Celebrity Rehab with Dr. Drew" (Rehabilitación de celebridades con el doctor Drew) cuando se dio cuenta que tenía adicción por llamar la atención.

En otra noticia que agregó más atención a la pareja, Tareq Salahi reportó que su esposa había sido secuestrada. Pero se llegó a saber que se había escapado con Neal Schon, el principal guitarrista de Journey.

No hubo respuestas a los mensajes telefónicos o correos electrónicos que se le dejaron a Salahi y a su publicista.

Cargando...