Un hijo de Moreno ve a la economía argentina con "importante desaceleración"

Guillermo Moreno es, tal vez, uno de los mayores defensores del Gobierno. Desde su secretaría de Comercio interior ha monitoreado la economía con ojo de lince, y no son pocos los que le adjudican las medidas más importantes en esa materia tomadas en el último tiempo.

Por eso llama la atención que su hijo mayor Pablo, 34 años,  economista y "kirchnerista" tal como lo definen en su círculo de amistades, haya lanzado una señal de advertencia sobre el rumbo de la economía, aunque en el marco de una defensa del gobierno nacional.

En su último informe, la consultora M&F Asesores, que Pablo Moreno tiene junto a su pareja, describe a la economía argentina con signos de "importante desaceleración", aunque rescata que el Gobierno haya tomado medidas desde el año pasado para evitar una recesión.

También define al impuesto a las Ganancias como "progresista", aunque afirma que habría que actualizar los mínimos no imponibles. Y admiten que los controles a la compra de divisas generan complicaciones, fundamentalmente en el sector inmobiliario.

Para la consultora, "la crisis mundial con epicentro en Europa empieza a impactar decididamente en nuestra economía" y "el efecto principal proviene de una esperable contracción en el volumen del comercio internacional, cayendo así las exportaciones argentinas".

De todas formas, en M&F Asesores confían en que las últimas medidas económicas sirvan "para evitar que la desaceleración continúe profundizándose, y no caer en recesión".

Con respecto a los controles en el mercado cambiario, la consultora los defiende ya que la adquisición de moneda extranjera "impacta negativamente tanto en el consumo como en la inversión".

De todas formas, admite que "el mantenimiento de las restricciones a la compra de divisas continúa agravando la situación de distintos sectores económicos, principalmente el inmobiliario". Y subraya que llevará  "un importante tiempo alcanzar la pesificación total, ya que vemos difícil la pesificación de los terrenos".

Cabe destacar que los consultores utilizan sólo datos del Indec para elaborar sus informes. En este último, que consta de más de 40 páginas, asegura que "las cuentas fiscales no poseen la abundancia de años anteriores", aunque defiende la participación del Estado con políticas fiscales y monetarias "en momentos donde la actividad muestra desaceleración".

Por último, califica al impuesto a las Ganancias como "progresivo" ya que "abarca solamente al 19% de los empleados registrados". Aunque asegura que "lo que habría que actualizar son los mínimos no imponibles", uno de los principales reclamos que la CGT de Hugo Moyano viene haciendo al Gobierno.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK