La hija de Hebe de Bonafini pidió ser sobreseída

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

Fuentes judiciales confirmaron a Infobae que la hija de Bonafini presentó un escrito a través de su abogado en el que advirtió que las imputaciones en su contra son “huérfanas de toda sustancia y fundamento”.

La mujer, acusada de asociación ilícita junto a Sergio y Pablo Schoklender, aseguró en el  escrito que la falta de resolución de su situación procesal le “ocasiona un serio agravio a la garantía constitucional del derecho de defensa”.

Bonafini fue indagada el 31 de mayo pasado, pero el juez Norberto Oyarbide aún no resolvió su situación. La mujer negó haber participado del desvío de fondos de la entidad, así como haber gestionado subsidios públicos para la asociación desde su cargo en el Ministerio de Desarrollo Social bonaerense, tal como había dicho Sergio Schoklender.

Concretamente, fue acusada de haber vendido en 2010 un departamento ubicado en la calle 44 número 1324 de La Plata, a un valor muy inferior al de mercado, a la sospechada Meldorek, de la que Schoklender sería dueño, por 25 mil dólares. Para la Justicia la transacción se habría hecho con fondos de la entidad, por lo que con la operación habría consentido el desvío de dinero, según se sospecha.

Alejandra dijo que solo sabía que Meldorek hacía viviendas sociales pero no que era de Schoklender, de lo que se enteró cuando el conflicto por la causa se hizo público, y que la escritura de la venta la firmó Alejandro Gotkin, presidente de la empresa.

Cargando...