El Gobierno quiere que Scioli ajuste más a los sectores altos

La embestida política de la Casa Rosada sobre el gobernador bonaerense, Daniel Scioli , no se detuvo, sino que continuará. El gobierno nacional le reclama que reduzca más el déficit provincial a cambio de cualquier futura ayuda económica. En ambos sectores confirmaron que el mandatario estudia un "plan de ingresos" para recaudar de aquí a fin de año "varios miles de millones de pesos" para poder pagar el medio aguinaldo de diciembre próximo, que tampoco está asegurado.

Tras fuertes tironeos políticos, Scioli logró saldar el medio aguinaldo de julio. Pero para terminar el año necesitaría entre 7000 y 9000 millones más. En la provincia aspiran a reducir esa brecha al menos a la mitad. Y luego, a esperar que el resto lo aporte la Nación, con transferencias no automáticas.

Pero Balcarce 50 le reclama "mayor gestión para hacerse de recursos". "La Presidenta le pide a Scioli que se convierta al kirchnerismo, que les ponga impuestos a los sectores más acomodados, y luego verá si lo apoya como candidato presidencial en 2015", dijo a LA NACION un funcionario nacional. Otras fuentes consideran imposible que Scioli pueda ser apoyado por Cristina Kirchner.

Igualmente, en la provincia admitieron que está en estudio un "plan de nuevos ingresos". Confiaron a LA NACION que Scioli no acatará la receta completa del cristinismo pero que "algún gesto" de gravar impuestos a sectores de mayores recursos "podría haber". Pero aclaran: "La plata hay que sacarla de otro lado, porque allí no está el grueso de los recursos. A lo sumo se pueden sacar 50 millones de pesos", señaló un hombre cercano a Scioli.

Se refería a un aumento en el impuesto inmobiliario en los countries y en los barrios privados, una de las demandas que por lo bajo le hace la Casa Rosada.

"Nosotros tenemos que lograr varios miles de millones de pesos de aquí a diciembre, cuando hay que pagar el otro medio aguinaldo nuevamente. Es un plan de ingresos, no una reforma tributaria", dicen cerca de Scioli. La meta no está clara en números. "Todo se está definiendo", aclaran.

El análisis lo están haciendo los equipos de la ministra de Economía, Silvina Batakis, y del titular de ARBA, Martín Di Bella.

El Gobierno también presiona a Scioli para que le extraiga más dinero al campo. Consideran que el ex motonauta tiene un sistema impositivo endeble hacia el agro. Además, la Casa Rosada aspira a que Scioli le saque más recursos al juego, incluso respalda proyectos de estatización.

En ese sentido, le quiere hacer cumplir a Scioli el artículo 37 de la Constitución provincial, que prohíbe la privatización de la banca del juego. Pero en la misma Casa Rosada admiten la debilidad argumental de que Néstor Kirchner le prorrogó en 2007 por decreto la licencia de las tragamonedas del hipódromo de Palermo a su amigo Cristóbal López: vencía en 2017 y la amplió hasta 2032. "Es nuestro talón de Aquiles", dijo un ministro.

Pese a que niegan en ambos frentes estas negociaciones, desde el Ministerio de Economía, que dirige Hernán Lorenzino, se les hizo llegar el mensaje a allegados al gobernador de cuál es el camino que Cristina Kirchner quiere que tome la provincia. Pero Scioli cavila y evalúa con su equipo.

El futuro "plan de ingresos" será presentado en los próximos meses. Por lo que se sabe, no será de resolución inmediata. Por ejemplo, existe aún fuerte incertidumbre sobre cómo gravar a los pooles de siembra, un anuncio reciente que no tiene aún instrumentación. Ese plan de ingresos contemplaría algún retoque impositivo, pero aún es un secreto guardado bajo siete llaves. Sin embargo, se apuntaría también a recuperar grandes deudas impositivas de sectores concentrados.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK