El Gobierno pidió a Uruguay que no defienda a Boskalis

El gobierno de Cristina Kirchner lamentó ayer la decisión del gobierno uruguayo de avalar la continuidad de la empresa holandesa Boskalis en los trabajos de dragado en el canal Martín García, y pidió al presidente José Mujica que revea la medida.

A través de un comunicado, la Cancillería respondió la carta que el ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay, Luis Almagro, le había remitido el día anterior a su colega Héctor Timerman, en la que le advertía: "Los efectos jurídicos y económicos de las medidas unilateralmente tomadas -en relación con la decisión de excluir a la empresa Boskalis- serán de exclusiva responsabilidad de su parte".

En medio de la creciente tensión, el presidente Mujica anticipó ayer que el próximo martes se reunirá con Cristina Kirchner en la Cumbre del Mercosur, que se realizará en Brasil y en la que se ratificará el ingreso de Venezuela al bloque regional.

En un nuevo cruce entre los cancilleres de ambos países, Timerman lamentó que "la República de Uruguay no acompañe a la Argentina en dicha decisión y por el contrario avale" la continuidad de Boskalis, controlante de la sociedad Riovia, al anunciar que "su exclusión generará supuestas acciones legales de la empresa señalada".

Luego de ratificar la exclusión de la empresa del próximo llamado licitatorio, el gobierno argentino, consideró "importante que Uruguay revea su decisión o haga públicas las razones por las cuales considera que dicha empresa no debe ser apartada de los futuros trabajos en el canal Martín García, de acuerdo con lo solicitado por nuestro país".

La Cancillería uruguaya recibió con sorpresa la nueva comunicación del gobierno argentino, de la que se enteraron a través de las redes sociales y portales de medios de prensa.

"Tengo una charla pendiente con la señora", dijo ayer Mujica, cuando fue consultado sobre la reunión con Cristina Kirchner. El presidente uruguayo sigue convencido de que la única vía para conducir este diferendo es la del diálogo, pese a que haya "tanto ruido" en la relación bilateral, como el intercambio de cartas públicas de las últimas horas, afirmaron a LA NACION fuentes del gobierno oriental.

"La llamo cuando quiera", sostuvo Mujica, mientras visitaba la construcción de viviendas en un barrio pobre de Montevideo.

Las fuentes oficiales consultadas dijeron que Uruguay no se va a apartar de lo dispuesto en el marco legal de los llamados. "No estamos defendiendo a Riovia ni a otra empresa, sino que nos ajustamos a lo dispuesto en un concurso de precios y en una licitación", respondió un alto funcionario uruguayo.

En el entorno de Mujica, hay preocupación por el tono de la polémica pública, porque conspira contra el clima del encuentro de los dos presidentes. El presidente uruguayo considera que hizo gestos y que no reclama privilegios, sino que quiere que se terminen las postergaciones de obras que "Uruguay precisa como el pan".

Al cierre de la edición, funcionarios del gobierno de Mujica seguían analizando el texto de la Cancillería argentina y consideraban una nueva respuesta pública.

El escándalo

FRANCISCO BUSTILLO

Ex Embajador de Uruguay

EN LA CARP

Irregularidades

El ex embajador uruguayo en Buenos Aires Francisco Bustillo denunció manejos desprolijos en la CARP y habló de sospechas de un intento de soborno para beneficiar a la empresa Boskalis en el contrato para profundizar el dragado del canal Martín García.

REUNIÓN EN BUENOS AIRES

La sombra de la sospecha

Bustillo dijo que el diplomático argentino Roberto García Moritán gestionó una reunión en Buenos Aires, a fines de 2010, con Boskalis. Y que se retiró porque sospechó que le ofrecerían una coima.

ROBERTO GARCÍA MORITÁN

Ex Vicecanciller argentino

RECHAZO DE LAS ACUSACIONES

Negativa argentina

García Moritán negó las acusaciones, y dijo que no participó de ninguna reunión formal. El Tribunal de Cuentas de Uruguay consignó sus "dudas" sobre lo que ocurrió en la CARP.

AVANCE EN LA JUSTICIA

Imputados en la causa

El juez Claudio Bonadio investiga en la Argentina si se ofrecieron coimas. El fiscal Federico Delgado imputó a García Moritán y al empresario Sergio Cetera, responsable comercial de Boskalis.

dixit

"Tengo una charla pendiente con la señora. Yo la llamo cuando quiera"JOSÉ MUJICAPresidente de Uruguay

Cargando...