Para el Gobierno, el antimoyanismo "representa más del 70% de los obreros"

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

De Vido, uno de los funcionarios que más diálogo mantenía con el secretario general de la CGT, Hugo Moyano, aseguró que desde el Gobierno no tienen intenciones entrometerse en la interna sindical, y acusó al sector moyanista de "cambiar de posición".

"La situación en la CGT se tiene que dirimir democráticamente. La presidenta hizo una reunión de un grupo muy grande de dirigentes sindicales, que representan a más del 70% de la fuerza obrera de la Argentina. Nosotros queremos más trabajo y tomar medidas que favorezcan el empleo; el pleno empleo es innegociable", sostuvo De Vido, quien aseguró que "las antinomias las generan del otro lado (en relación a la CGT de Moyano).

En declaraciones al diario Tiempo Argentino, el ministro dijo que habría que pregunatrle a Moyano el cambio de posición, "y sobre todo el cambio de aliado", y dijo que no tiene diálogo con el dirigente camionero.

"Sí lo tengo con los gremios de las actividades que hacen al Ministerio de Planificación. Hablo con Gerardo Martínez (UOCRA), con Oscar Lezcano (Luz y Fuerza), sigo hablando con Omar Maturano (Ferrocarriles) y con Omar Viviani (Taxistas). Si hubo un cambio, fue por parte del sector que hoy es oposición al gobierno", sostuvo.

Con respecto al acuerdo con Venezuela en temas energéticos, De Vido negó que el país haya salido a buscar financiamiento externo para YPF, y dijo que se trata de acuerdo comerciales "que benefician tanto a Venezuela como a la Argentina".

"Fundamentalmente, queremos desarrollar un plan estratégico entre Enarsa y PDVSA, sobre todo tomando en cuenta que el ingreso de Venezuela al Mercosur, junto a la recuperación de YPF, genera un escenario  espectacular", afirmó. 

Cargando...