El GAPU convocó a una mesa de diálogo

El Grupo de Acción Política para la Unidad (GAPU), integrado por Pro y peronistas disidentes, convocó ayer a referentes opositores a una mesa de diálogo para "construir consensos alrededor de las necesidades de los argentinos".

El GAPU envió una carta al radicalismo, el socialismo, Frente Peronista Federal, Frente Cívico de Córdoba, Proyecto Sur, Coalición Cívica-ARI, Unidad Popular, Demócrata de Mendoza, Libres del Sur, GEN, Partido Federal Fueguino, Partido Demócrata Progresista, Unión por Córdoba, Unidad para el Desarrollo y Socialista del MIJD.

El sector está integrado por los macristas Pinedo, Gabriela Michetti y Humberto Schiavoni; los del PJ disidente Eduardo Amadeo y Eduardo Mondino, y Patricia Bullrich (Unión por Todos), entre otros.

"Vamos a hacer un llamado a una mesa de diálogo para tener una posición más sólida para limitar la tentación del abuso de poder y para tener acuerdos electorales", anticipó Pinedo en declaraciones a DyN.

En el comunicado, el GAPU afirmó: "Escuchamos las demandas sociales y aspiramos a darles respuesta a las preocupaciones de la gente", y agregó que es "necesario construir un espacio de diálogo que nos permita encontrar las coincidencias mínimas para trabajar en las soluciones que el país necesita".

Desde el radicalismo y el Frente Amplio Progresista (FAP) plantearon que sería "superficial" y por una "cuestión electoralista" la unificación de la oposición, aunque resaltaron la importancia de "discutir programas" y consolidar "denominadores comunes". Voceros del espacio liderado por el socialista Hermes Binner abrieron la posibilidad de que se acepte la convocatoria a la mesa de diálogo, pero desestimaron futuros acuerdos electorales con el Pro y peronismo disidente por las "posiciones opuestas en Santa Fe, la ciudad y provincia de Buenos Aires, y en el Parlamento".

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK