Tres funcionarios ligados a Boudou dejarían Economía

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

El ministro de Economía, Hernán Lorenzino, habría pedido la renuncia de tres subsecretarios del área Legal y Administrativa cercanos a su predecesor y actual vicepresidente, Amado Boudou, incluyendo al marido de la presidenta de la Casa de Moneda, Katya Daura.

Tres fuentes del Palacio de Hacienda precisaron a LA NACION que se trata de todos los subsecretarios de la Secretaría Legal y Administrativa, un área clave porque lleva la firma y el seguimiento de las cuestiones patrimoniales de la cartera económica. Si bien serían reemplazados por funcionarios de La Plata, cuna política del actual ministro, aún no se sabe si el secretario del área, Andrés Iturrieta -también ligado a Boudou- seguirá el mismo camino.

De hecho, Iturrieta ha manejado desde fines de 2011 los fuertes cambios administrativos que impuso Boudou como jefe del Senado, que le provocaron el enfrentamiento con los principales referentes del bloque oficialista del Frente para la Victoria.

Las fuentes indicaron que se trata de un intento de Lorenzino de "cerrar filas", en una cartera muy dividida en términos de poder, entre el área de Política Económica, manejada por el ascendente viceministro Axel Kicillof, y la de Hacienda, manejada por Juan Carlos Pezoa, que tiene vínculo directo con la Casa Rosada y es un técnico histórico del peronismo.

Al mismo tiempo, los funcionarios señalados como renunciantes volverían a trabajar con su ex jefe, Boudou, en el Senado, la Casa de Moneda y el Correo Argentino, tres áreas supervisadas por él.

En cambio, no confirmaron si hubo algún escándalo en particular que pudo haber detonado esta decisión, como el conflicto en torno de la Casa de Moneda que tantos problemas le generaron hasta ahora al Gobierno en el terreno judicial, político y hasta en el abastecimiento de billetes.

El primero de los que se iría es Manuel Somoza, subsecretario de Administración y Normalización Patrimonial, y marido de Daura. Entre sus funciones está la coordinación administrativa de las áreas a las que presta servicio y de las entidades descentralizadas dependientes, y del diseño de la política presupuestaria de la jurisdicción, por lo que tiene relación justamente con la cuestionada Casa de Moneda.

Daura llegó a la Casa de Moneda luego de una fuerte disputa entre Boudou y Pezoa, quien previamente la controlaba a través de Ariel Rebello. En la gestión de Daura -quien había conocido a Boudou en la Anses, donde ocupó diversos cargos desde 1997- estalló el escándalo con la nueva Ciccone, investigado en la Justicia por los presuntos vínculos entre sus directivos y Boudou. Su segundo en 2011 en la Casa de Moneda, Juan Carlos Tristán -un marplatense también cercano a Boudou-, ocupa la titularidad del Correo Argentino desde enero último.

El segundo funcionario que debería dar un paso al costado es Miguel Cuberos, quien fue jefe de la Casa de Mar del Plata en Buenos Aires, es dirigente político del partido bonaerense de San Martín y es el marido de una ministra clave del gobierno de Daniel Scioli, Cristina Alvarez Rodríguez. Su cargo de subsecretario de Relaciones Institucionales está destinado al vínculo del ministro con sectores políticos y empresarios.

El tercero en dejar su lugar ocupa tal vez el lugar más sensible en cuanto a las cuestiones judiciales, porque es el subsecretario legal: el abogado Roberto Fernández Meire, ex asesor del intendente de la ciudad bonaerense de Cañuelas Gustavo Arrieta.

Al parecer, el pedido de renuncia de los tres se formuló verbalmente entre el jueves y el viernes de la semana pasada y generó bastante revuelo en el Palacio de Hacienda por la posibilidad de que la secuencia siga con otros funcionarios ligados a Boudou.

Tras desempeñarse en la provincia de Buenos Aires, Lorenzino fue secretario de Finanzas del ministro Carlos Fernández y, cuando llegó Boudou en 2009, en principio parecía estar destinado a ser desplazado. Pero con el paso de los meses ambos trabaron una muy buena relación, que se reflejó en el pedido del vicepresidente a Cristina Kirchner para designarlo su sucesor.

La contracara fue la designación de Kicillof para manejar cada vez más áreas dentro y fuera de Economía, desde la relación con los bancos multilaterales de crédito hasta el seguimiento de la rentabilidad de las empresas, pasando por el control de los directores del Estado en empresas privadas y, desde la semana pasada, también del FGS de la Anses.

Además, Kicillof mantiene una fuerte impronta en YPF desde su transitoria nacionalización, que se redobló el viernes pasado con el decreto del Poder Ejecutivo que aumentó las regulaciones en el sector petrolero, a través de una comisión manejada por este economista muy escuchado por la Presidenta.

De todos modos, Kicillof sigue sin modificar un área sensible como la de las cuestionadas estadísticas oficiales, pese a que tanto él como sus colaboradores elaboraban en su centro de estudios, el Cenda, un índice de inflación alternativa sobre la base de los relevamientos de las provincias. Este terreno del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), así como todo el control de precios, importaciones y exportaciones, sigue a cargo del secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

En tanto, la Secretaría de Finanzas sigue a cargo de Adrián Cosentino, de buena relación con Boudou y luego con Lorenzino, aunque su rol ha quedado menguado por la escasa atención que el Gobierno le presta a la relación con el mercado y a la normalización de la deuda en default.

Protagonistas

AMADO BOUDOU

Vicepresidente

Con la movida perdería referentes directos en el Ministerio de Economía, aunque Lorenzino es un hombre que llegó al cargo de su mano. Sin embargo, recuperaría a los tres subsecretarios con cargos en el Senado, la Casa de Moneda y el Correo, que son todos ámbitos que maneja políticamente.

KATYA DAURA

Presidenta de la Casa de Moneda

Su esposo, Manuel Somoza, es subsecretario de Administración y Normalización Patrimonial y uno de los afectados por los cambios. Este organismo tiene entre sus funciones coordinar áreas entre las que se encuentra, precisamente, la Casa de Moneda. Este sector quedó bajo la lupa por el escándalo Ciccone.

MIGUEL CUBEROS

Subsecretario del MEcon

Está a cargo de la Subsecretaría de Relaciones Institucionales del Ministerio de Economía y es el esposo de la ministra de Acción Social de Daniel Scioli, Cristina Alvarez Rodríguez. Es uno de los tres funcionarios que dejarían su cargo tras el movimiento impulsado por Lorenzino.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK