Funcionarios y legisladores critican linea de denuncias para escuelas

Buenos Aires, 16 de agosto (Télam).- El ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, y legisladores nacionales y porteños repudiaron hoy la implementación de una línea telefónica gratuita dispuesta por el Gobierno porteño para denunciar presuntas "intromisiones políticas" en escuelas secundarias.

"El verdadero miedo de PRO es que la gente sea conciente de sus derechos y se los reclame", por lo que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires encabezado por Mauricio Macri "hace fascismo de manual", definió el funcionario.

De Vido repudió la implementación, por parte del Ministerio de Educación porteño, de una línea telefónica para denunciar la realización de talleres de formación política en escuelas secundarias del Estado.

"Escuché que Esteban Bullrich -titular porteño de Educación- estaba horrorizado por unos cursos de formación en algunas escuelas", sostuvo De Vido, quien consideró que la iniciativa del Gobierno de la Ciudad es "fascismo de manual".

En ese sentido, el ministro reivindicó los cursos señalando que "en los colegios se enseñará a los estudiantes sobre sus derechos, quizá es a lo que el Gobierno porteño teme, es decir, que la gente sea conciente de sus derechos y se los reclame".

Por su parte, el senador nacional del Frente Para la Victoria (FPV) Daniel Filmus aseguró que Macri "pretende instalar un clima de miedo y autoritarismo" y también acusó al Jefe de Gobierno de "sumar medidas persecutorias, intimidatorias, de espionaje y denuncia hacia quienes piensan distinto o manifiestan desacuerdo con su gestión".

"La habilitación de una línea telefónica gratuita para delatar actividades políticas en las escuelas medias es el último ejemplo de los mecanismos que despliega Macri para instalar un clima de miedo y autoritarismo en la Ciudad de Buenos Aires", opinó el ex candidato a jefe comunal porteño del kirchnerismo.

A su vez, Carlos Raimundi, de Nuevo Encuentro rechazó las acusaciones de Bullrich contra La Cámpora al afirmar que "los grupos de poder que siempre combatieron el compromiso político y social de los jóvenes, ahora buscan recuperar su capacidad de dominio y saben que para lograrlo descalificar la militancia es un buen camino".

"Hoy, el compromiso social y del debate político en colegios y universidades se produce de manera espontánea y no a raíz de la incursión de La Cámpora, ya que los jóvenes protagonizan e integran a su evaluación de la realidad, los símbolos de los movimientos nacionales y populares, lo que el poder no tolera", concluyó.

El titular del bloque de legisladores porteños del FPV, Juan Cabandié, descalificó la iniciativa al definirla "un 800-facho" y agregó: "Ojalá Bullrich hubiera abierto una línea para denunciar problemas edilicios en las escuelas, pero en cambio lo hace por un programa institucional que es un juego con la figura del Eternauta" al referirse al taller "El Héroe Colectivo".

"No hubo ninguna denuncia, es una medida para levantar bandera y lograr tener un poco de espacio en algún medio dominante", manifestó el diputado porteño; en tanto, su par Gabriela Cerruti consideró que la resolución es "una payasada" y responde a "una campaña de Bullrich para posicionarse".

La legisladora defendió la "participación de estudiantes secundarios en actividades incentivadas por fuerzas políticas u organizaciones no-gubernamentales sobre las cuales nadie se quejó por formar parte del libre juego de la participación".

Francisco Nenna, también colega de Cerruti, coincidió en señalar que el "PRO alienta el miedo social a la formación de los jóvenes en discusiones políticas e implementa medidas claramente persecutorias y policíacas".

"La medida se escuda en querer contrarrestar las diversas actividades políticas de La Cámpora en las escuelas públicas, donde proponen realizar junto a docentes, padres y alumnos talleres de formación ciudadana", criticó el titular del partido MILES, Luis D`Elía.

El dirigente social convocó "a toda la comunidad educativa de la Ciudad a repudiar el nuevo ataque a las libertades de los porteños", ya que "el macrismo se muestra insaciable por tener el control autoritario de los porteños".

Para D`Elía, la administración metropolitana "avanza sobre las libertades pedagógicas de las escuelas y de los docentes" y reseñó que "históricamente los colegios abrieron sus puertas a entidades deportivas, organizaciones sociales y políticas y centros culturales que el gobierno porteño ha autorizado". (Télam).-

tod-mlo-rc-jab 16/08/2012 20:21

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK