Fuertes cruces por los alcances del cacerolazo

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

Lejos de aplacarse, los cruces por la masiva marcha a la Plaza de Mayo del jueves pasado se agudizan con el paso de las horas. Ayer, el duelo mediático más virulento tuvo como protagonistas al diputado ultrakirchnerista Carlos Kunkel y al denarvaísta José "Pepe" Scioli.

"[Francisco] De Narváez ganó en 2009 diciendo que tenía un plan para solucionar la inseguridad. Han pasado tres años y no lo hemos visto. O mintió y no tenía ningún plan o tiene un egoísmo muy grande. ¿Por qué no muestra el plan?", desafió el legislador en declaraciones radiales.

De Narváez retrucó a través de su hombre de confianza y hermano del gobernador Daniel Scioli. "Lo de Kunkel es inaudito. El Gobierno no escucha a la gente y tiene de rehenes a los gobernadores e intendentes", lanzó "Pepe" Scioli.

El presidente de la Cámara de Diputados, el kirchnerista Julián Domínguez, por su parte, adhirió a una de las tesis que anteayer había esbozado Aníbal Fernández, cuando dijo que no entendía los motivos de la movilización. "Nadie en su sano juicio puede oponerse a la reducción de la deuda, al aumento del PBI, a elevar el nivel de reservas, a los dos millones y medio de personas incorporadas al sistema jubilatorio. Por eso no se comprenden las razones de la protesta", razonó Domínguez.

El ex ministro Roberto Lavagna, en tanto, cuestionó que el Gobierno haya minimizado el reclamo e instó a la Casa Rosada a "hacer un poco menos de chavismo" y a "pensar que quienes se manifestaron tienen derecho a ser escuchados".

En la misma línea, el presidente de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, apuntó contra el jefe de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, por haber dicho que a quienes protestaron el jueves "les importa más lo que ocurre en Miami que lo que pasa en San Juan". El dirigente rural afirmó: "Lo de Abal Medina es un disparate faraónico".

También el senador radical Ernesto Sanz objetó que el Gobierno haya avalado las "contramarchas" que se preparan para los próximos días. "Si en lugar de corregir errores el Gobierno comete el error de fomentar contramarchas, esto termina mal", alertó.

Por su parte, el diputado Claudio Lozano (Frente Amplio Progresista) llamó a superar la lógica desde la que, afirmó, se busca explicar la protesta. "Esto no puede resumirse en la dicotomía de un gobierno transformador y revolucionario vs. contrarrevolucionarios oligarcas y conservadores", reflexionó.

Después de la movilización

La marcha sigue generando enfrentamientos verbales.

"¿Quién sintetiza a los movilizados? Estamos esperando que nos digan quiénes son para sentarnos y ver si tienen alguna propuesta de solución."Carlos KunkelDiputado kirchnerista

"Lo de Kunkel es inaudito. En línea con la Presidenta, sobre una movilización sincera y legítima, la respuesta es negar. La sociedad dio un mensaje claro."José "Pepe" ScioliDirigente denarvaísta

Cargando...