Franco: "El problema del Mercosur no es Paraguay, es Venezuela"

"Está complicada la situación. Hubiera querido que las relaciones con la Argentina y Brasil, que siempre fueron respetuosas y armónicas, siguieran de ese modo. Pero el problema del Mercosur no es Paraguay, el problema es Venezuela. Nosotros tenemos el 7% del PBI de Venezuela", dijo Franco al referirse al reemplazo de su país por la nación caribeña en el bloque regional en una entrevista publicada hoy por el diario La Nación.

Consultado por su relación con el gobierno de Cristina Fernández, que a horas del juicio político y posterior destitución de Fernando Lugo declaró que la Argentina no iba a convalidar "el golpe de Estado en Paraguay", Franco pidió compresión por la delicada situación de su país.

"Ojalá que su presidenta, la señora Cristina, pueda entender que lo que hizo mi país fue un cambio de gobierno de forma absolutamente constitucional, con un respeto irrestricto a la ley. (...) Sólo le pido a la señora Cristina que tenga un momento de sosiego, de tranquilidad y reflexión, y entienda que, en Paraguay, no aceptamos una tutoría extranjera y que hay una libre determinación", dijo Franco.

El nuevo mandatario, cuyo gobierno según una última encuesta tiene casi el respaldo de casi la mitad de los paraguayos, habló también de sus intenciones para los próximos meses en el poder.

"(Mi plan) es estabilizar al país. Darle las condiciones ideales de gobernabilidad. Hacer que se cumplan los plazos electorales. Y, si Dios quiere, entregar la banda presidencial al paraguayo o la paraguaya electa en las elecciones de abril del año próximo", aseveró.

Pese a que el ex presidente Lugo aún mantiene un alto nivel de adhesión entre la ciudadanía (58% según el más reciente sondeo), varias de las medidas del flamante presidente, como la aprobación de un impuesto personal para quienes perciben un sueldo de más 4 mil dólares al mes, y  el aceleramiento de la postergada reforma agraria, han sido bien recibidos por la opinión pública.

En ese sentido, Franco afirmó que pondrá al país en el camino para dinamizar su economía. "Dentro de muy poco, Paraguay va a ser la capital industrializada que va a proveer de insumos a la región porque somos más competitivos que Brasil y la Argentina", sostuvo.

Más adelante, el mandatario reafirmó su compromiso de entregar el poder tras los comicios a celebrarse en marzo de 2013 y aseguró que ese será el fin de su carrera política.

"La Constitución actual me impide presentarme a cualquier cargo electivo. Me convertiré en un jubilado de la política a los 51 años. Eso quiero que lo entienda. Aceptar este cargo fue una decisión personal muy difícil", concluyó Franco

Cargando...