La fractura de la CGT ya tiene fecha

Las principales facciones que están enfrentadas por la conducción de la CGT oficializaron ayer la fecha de la ruptura. Este jueves los aliados al secretario general de Camioneros votarán a favor de un nuevo período de Hugo Moyano. Y el 3 de octubre, los denominados "Gordos" e "Independientes" ungirán al metalúrgico Antonio Caló como su nuevo líder. 

La respuesta de ambos sectores surgió como reacción a la decisión del Ministerio de Trabajo, que anuló la convocatoria al congreso nacional que está previsto para esta semana y les pidió a las partes que negocien para subsanar los errores de forma. 

Sin diálogo entre los diferentes bloques, la posibilidad de normalizar el funcionamiento interno de la CGT fue inverosímil. Así quedó demostrado tras el encuentro que mantuvieron los antimoyanistas este mediodía. 

Héctor Daer (Sanidad) fue el encargado de anunciar que el 23 de agosto realizarán el confederal que convocará al congreso nacional del 3 de octubre.

El candidato del sector, Caló, afirmó que "hay dos CGT, sin vuelta atrás" y que a pesar de "no querer llegar a este momento, las circustancias se dieron así".

"Esta CGT que se está armando en la UOM no es anti nada, sino que está puesta al servicio de los trabajadores. No está bien hacer calificaciones sobre otros dirigentes", puntualizó Caló.

Consultado sobre un posible acercamiento a Luis Barrionuevo, Caló no lo descartó y explicó que "serán invitados a concurrir dirigentes de todos los sectores". "Si el compañero Barrionuevo quiere concurrir, bienvenido sea", agregó al respecto.

Por otro lado, no descartó incluso mantener un posible diálogo con Moyano: "Como no me voy a juntar con él, hace años que lo conozco, más allá de las diferencias actuales. Si me tengo que sentar con él, no hay problema". 

Por su parte, los aliados de Moyano se reunieron en la sede de Azopardo. En la previa del encuentro, Plaini ratificó que este jueves votarán por la reelección de su líder, que tiene mandato formalmente hasta el 14 de julio –podría ser prorrogado automáticamente si no hay una definición–.

writeFlash({"src":"../adjuntos/swf/2012/05/542377.swf","width":"600","height":"450"});

Tras la reunión, Moyano brindó una conferencia de prensa donde básicamente se refirió a temas vinculados con Camioneros y sólo deslizó algunas críticas al sindicato de Empleados de Comercio, presidido por Armando Cavalieri.

"A veces los dirigentes no ponen el esfuerzo y el sacrificio necesarios para defender con todas sus fuerzas a los trabajadores. Hace un tiempo nos enteramos lo de Blockbuster, tenía 2 mil trabajadores, fueron despedidos, no cobraron un centavo y nadie se enteró", sostuvo Moyano.

"Dicen que Moyano cumplió un ciclo, pero ojalá otros dirigentes hicieran un porcentaje pequeño del esfuerzo que hace nuestra organización, fundamentalmente para que se respete la dignidad de los trabajadores", indicó el líder camionero.

Minutos más tarde, y al salir en su automóvil, Moyano enfrentó los micrófonos y repartió críticas para quienes cuestionan su conducción y para el Gobierno. 

"Ahora apareció (Juan) Belén, Lescano hace tres años y pico que no aparecía, Barrionuevo hace seis años que no viene. Que se pongan de acuerdo quién es quién", cuestionó Moyano. "Ahora este gente habla de fractura, ¿de qué fractura me hablan? Habrá una sola CGT, la nuestra", agregó.

Por otro lado, Moyano dijo que no tiene "nada que hablar" con el ministro de Trabajo, Carlos Tomada. "No tiene sentido, ¿para qué voy a hablar? Si después sale a dar un dictamen vergonzoso. Fíjense cómo le temblaba el asiento cuando hablaba, se pone nervioso cuando le mandan a decir las cosas", indicó con dureza sobre el funcionario nacional.

De no cambiar el escenario, el 3 de octubre a las 18 la CGT tendrá dos secretarios generales y dos consejos directivos que pelearán primero administrativamente y luego en la cámara laboral por quedarse con la representación de los trabajadores. 

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK