Formosa pagó $ 7 millones a Vandenbroele

Antes de desembarcar en la ex Ciccone, la sociedad The Old Fund, que preside Alejandro Vandenbroele, cobró una comisión de $ 7,6 millones del gobierno de Formosa por su asesoramiento para la reestructuración de la deuda provincial, que negoció el entonces ministro de Economía, Amado Boudou. LA NACION reconstruyó la historia durante los últimos dos meses con testimonios de nueve personas al tanto de la operatoria y distintas constancias judiciales.

The Old Fund recibió los fondos el 21 de mayo de 2010, cinco meses antes de que Vandenbroele irrumpiera como presidente de la nueva Ciccone, rebautizada Compañía de Valores Sudamericana (CVS) y, finalmente, estatizada el miércoles pasado. Los cobró en la cuenta que la sociedad tiene en el Banco Macro, de Jorge Brito, tras recibir una transferencia del Fondo Financiero Provincial (FonFiPro), un organismo que opera con menores controles del gobierno formoseño y que estuvo bajo la lupa de la Justicia en el caso Skanska. El cobro de los $ 7,6 millones -que forman parte de los misteriosos $ 50 millones con que se financió luego a la ex Ciccone- llegó en un momento singular para The Old Fund. Fue 11 días después de que la presidenta Cristina Fernández de Kirchner anunció el Programa Federal de Desendeudamiento, que le permitió a Formosa sortear pagos por casi $ 462 millones en capital e intereses durante los meses siguientes y casi $ 1000 millones entre 2010 y 2011, según informó entonces el Ministerio de Economía formoseño.

The Old Fund carecía de antecedentes profesionales para competir por ese negocio con bancos nacionales e internacionales, o incluso con la consultora que completó dos años antes, en 2008, la reestructuración de otras deudas de Formosa. Por el contrario, en ese momento sus accionistas eran Tierras International Investments CV (el fondo holandés disuelto en Amsterdam en cuanto estalló el escándalo) y el prófugo de la justicia de Estados Unidos Sergio Gustavo Martínez.

Ya con los fondos de Formosa -una de las provincias con peores índices de pobreza, desnutrición y analfabetismo del país- en su cuenta bancaria, The Old Fund mostró sus movimientos comerciales y financieros iniciales cuando ansiaba el negocio de la ex Ciccone. Entre ellos, reservar los primeros dos de los 19 viajes que le financió a José María Núñez Carmona, el íntimo amigo, socio comercial, padrino de casamiento y testigo de divorcio de Boudou, por cerca de 110.000 pesos.

El 2 de junio, The Old Fund reservó los pasajes a Miami, más hotelería y traslados para Núñez Carmona y una amiga, Sabrina Ruiz. Desembolsó $ 59.722, es decir, algo más de US$ 15.235 al tipo de cambio entonces vigente. Y el 10 de ese mes, reservó su viaje junto a toda la familia de su amigo de Mar del Plata Ignacio Mendiondo para ver el Mundial de fútbol en Sudáfrica. Sólo la cuenta de pasajes superó los 50.000 pesos.

"José María Boudou"

El propio Vandenbroele, investigado por la Justicia como supuesto testaferro de Boudou, expuso su participación en Formosa tres veces. La primera, al consignar en un block pequeño con una portada alusiva al Atlético de Madrid ciertas notas sobre un negocio en la provincia y escribir "JM" -por Núñez Carmona- y una flecha que lleva a una pregunta: "¿Formosa?", según consta en el expediente judicial.

La segunda vez fue cuando Vandenbroele discutió con su esposa, Laura Muñoz, quien grabó la conversación, también incorporada al expediente judicial y revelada por el diario Tiempo Argentino. En ocho ocasiones distintas aludieron a "Formosa con José María", a la "consultora fantasma", a la "consultora con José María en Puerto Madero", "cuando salió lo de José María Boudou [sic] y todas estas cuestiones de las provincias", los "70.000 dólares que te iba a dar el contrato en Formosa" o, más simple, el "contrato de Formosa".

Durante todo ese audio, Vandenbroele convalidó o no refutó todas las alusiones a ese negocio, sin jamás aclararlo. Algo similar ocurrió la tercera vez, a fines del mes pasado, cuando acudió a una audiencia en un juzgado de familia en Mendoza. Ante una pregunta específica sobre si The Old Fund cobró $ 7 millones del gobierno de Formosa, se limitó a sonreír y calló.

"Alejandro decía que tenían que esperar a que se aprobara la salida de esa plata para cobrar su parte. Por eso llegó a interrumpir sus vacaciones el 15 de febrero" de 2010, rememoró Muñoz. "Ese fue el primer laburo que le ofrecieron José María con Boudou y fue un negocio anterior a Ciccone", sostuvo.

La operación con Formosa comenzó a tomar forma entre octubre y noviembre de 2009, cuando al parecer The Old Fund firmó un contrato con el gobierno de Gildo Insfrán. Para esa fecha, el Senado convirtió en ley la modificación de la ley de responsabilidad fiscal, lo que permitía a las provincias emitir deuda con mayor laxitud.

A partir de entonces, Boudou mantuvo varias reuniones con el gobernador Insfrán en el Ministerio de Economía para discutir el "financiamiento 2010" de la provincia. Se reunieron en diciembre de 2009 y en febrero, marzo y abril de 2010, según consta en el registro público de audiencias.

LA NACION procuró consultar a Insfrán sobre el negocio con The Old Fund, pero su vocero oficial, Rubén Duarte, no respondió las llamadas ni los correos electrónicos durante las últimas cuatro semanas.

El 3 de septiembre de 2010, en tanto, tres meses y dos semanas después de cobrar los $ 7,6 millones, Vandenbroele irrumpió en el expediente de la quiebra de la ex Ciccone y depositó $ 567.000 al contado. Pero aun con el dinero llegado del norte argentino, la firma London Supply -de otro amigo de Boudou, Miguel "Micky" Castellano- aportó poco después $ 1,8 millones, que recuperó en cuestión de días y por fuera de ese mismo expediente.

Más allá de las idas y venidas de London Supply -vinculada a su vez a la firma Searen SA, dueña del departamento de lujo en que vive Boudou en Puerto Madero-, los $ 7,6 millones que pagó Formosa completan los $ 50 millones detrás de la "nueva" Ciccone. A los fondos aportados, según reveló LA NACION, por Raúl Moneta y la cooperativa cercana a Brito, Crédito Marítima del Sur.

La operación Insfrán

ALEJANDRO VANDRENBROELE

Antes de Ciccone

Sin experiencia en consultorías económicas y cuando era monotributista, asesoró a Formosa en la reestructuración de su deuda.

GILDO INSFRÁN

Reestructuración de la deuda

El gobernador de Formosa negoció con Boudou, cuando éste era ministro de Economía, la reestructuración de la deuda provincial por US$ 80 millones. En el poder desde 1995, es uno de los gobernadores que más ayuda recibió de la Casa Rosada. Ayer, por caso, estuvo con Diego Bossio, director de la Anses.

Las cifras en juego

$ 7,6 Millones

Es lo que cobró The Old Fund, la empresa presidida por Vandenbroele, por el negocio de la consultoría a Formosa.

$ 50 Millones

Es el monto de dinero con el que The Old Fund desembarcó poco después del negocio formoseño en la imprenta Ciccone.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK