El nuevo piso salarial aumenta un 25 por ciento y se elevará a 2.875 pesos

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

Las negociaciones para fijar un nuevo piso salarial llegaron este martes por la noche a una definición con la presencia de la presidente Cristina Kirchner, tal como sucedió en los últimos cinco años.

El acuerdo prevé que el Salario Mínimo, Vital y Móvil pase de los $2.300 actuales a $2.670, a partir del 1° de septiembre, y a $2.875, a partir de febrero de 2013.

El piso salarial aumentará $575 (25%) y deberá volver a ser discutido dentro de 12 meses, en agosto del próximo año.

Sentado al lado de Cristina Kirchner, el ministro Carlos Tomada fue el encargado de anunciar el punto de consenso y de darle "abritrariamente" la palabra a Carlos de la Vega (Cámara de Comercio), a Daniel Funes de Rioja (UIA), a Antonio Caló (UOM) y Gerardo Martínez (Uocra).

"Es un día muy especial. Muchos agoreros decían que no íbamos a tener un entendimiento. Hay que resaltar que cuando en el mundo no se discute salario para los trabajadores, aquí en la Argentina demostramos que estamos en pie", declaró Caló.

El líder de la UOM destacó que también se puso en discusión el trabajo registrado: "De esta manera, los empresarios tendrán igual competitividad para todos, no habrá competencia desleal".

Por su parte, De la Vega aseguró que le generó "una profunda satisfacción" haber logrado un acuerdo. "Hemos negociado desde las 10 de la mañana en un marco de diálogo constructivo. Siempre que los empresarios y los trabajadores nos sentamos a negociar, llegamos a acuerdos satisfactorios".

El titular de la Cámara de Comercio también resaltó la decisión de combatir el trabajo precario, al que calificó como "un flagelo social y económico".

En tanto, Funes de Rioja recordó que el número final fue "más allá" de lo que la UIA había ofrecido en un principio, pero lo consideró "un mérito de la articulación de voluntades para dar un paso necesario".

Luego tomó la palabra Martínez, de la Uocra, quien resaltó "el compromiso del movimiento sindical y la responsabilidad empresaria" para lograr un acuerdo sobre el salario mínimo.

"Si las acciones no están acompañadas con la voluntad, es difícil concretar los objetivos", sostuvo Martínez.

Pedro Wasiejko, secretario adjunto de la CTA  y titular de la Comisión del Salario Mínimo, destacó "que la convocatoria a la comisión de empleo para definir políticas para combatir al trabajo irregular es un avance significativo".

El dirigente, que también preside la Federación de Trabajadores de la Industria y Afines reclamó que continúa pendiente "fijar los lineamientos, metodología, pautas y normas para la definición de una canasta básica que se convierta en un elemento de referencia para la determinación del salario mínimo".

Cargando...