"No es Fernando Lugo el que recibe un golpe, es la historia y la democracia"

"Me despido como presidente, pero no como ciudadano paraguayo". Así se dirigió Fernando Lugo en un breve discurso, rodeado de sus colaboradores, a los manifestantes que protestaban afuera del Congreso y eran reprimidos, pocos minutos después de conocerse la medida tomada por el Senado, que este viernes por la tarde decidió destituir al ex obispo de su cargo presidencial.

Lugo fue removido en una polémica votación que arrojó 39 votos a favor de su salida del cargo y cuatro en contra. La Cámara alta del Congreso lo consideró "culpable" de mal desempeño de sus funciones por su "responsabilidad" en la muerte de 17 personas el viernes pasado en el desalojo de una hacienda ocupada por campesinos, y en su lugar asumirá el hasta ahora vicepresidente Federico Franco, del Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA).

La mayoría de los votos para la destitución los aportó la Asociación Nacional República (ex Partido Colorado vinculado a la última dictadura militar) y, en segundo lugar, la actual alianza gobernante del ex obispo, el PLRA.

En su última conferencia de prensa desde el Palacio de Gobierno, el ex mandatario aseguró que acatará la decisión del Senado. "Me someto a la decisión del Congreso y estoy dispuesto a responder siempre a mis actos como exmandatario nacional", reafirmó.

Sin embargo, advirtió a los impulsores de su juicio político sobre las consecuencias de la medida en la que, según consideró, fueron "transgredidos todos los principios de la defensa de manera cobarde y alevosa". "Espero que tengan presente la gravedad de sus hechos", refirió.

"Hoy no es Fernando Lugo el que recibe un golpe, es la historia paraguaya, su democracia", sostuvo.

De este modo, el ex presidente acusó al Senado de herir "profundamente" la democracia y agradeció el respaldo de la población que resistía los gases lacrimógenos en las afueras del Congreso.

"Después de casi cuatro años, este ciudadano paraguayo, quiere agradecer profundamente a todos los paraguayos y paraguayas, que pusieron su hombro, su tiempo, su valor, para consolidar esta democracia y el buen vivir en nuestro país", dijo el ex jefe de Estado.

También agradeció a las personas que colaboraron con él, especialmente a las Fuerzas Armadas, los comandantes, a las fuerzas públicas, a los movimientos sociales, a los campesinos, a los indígenas, a los líderes y a los hombres y mujeres que "sostuvieron y seguirán sosteniendo este país". Igualmente agradeció a los "compañeros de la prensa", independientemente a sus ideas y proyectos.

https://www.youtube.com/watch?v=Bjs9NqMjxOo

"Esta noche, salgo por la puerta más grande de la patria. Por la puerta de mis compatriotas", dijo el expresidente, a quien se lo vio sonriente mientras leía su discurso, acompañado de las personas que integran su gabinete.

Lugo también hizo alusión a las protestas frente al Senado, donde podían observarse pancartas con la consigna "No al golpe", y pidió que sean "pacíficas".

"A los ciudadanos que no se les niegue el derecho de manifestar su opinión y hago un profundo llamado a que cualquier manifiestación sea pacífica. Que la sangre de los justos no se derrrame nunca más por causa de intereses mezquinos en nuestro país", dijo.

A continuación expresó que a casi cuatro años de su mandato hoy se despide "como presidente de la República" pero no como ciudadano, señalando que estará donde lo necesiten "como había jurado".

"Fernando Lugo no responde a claques políticas, no responde a la mafia, ni al narcotráfico, esta ciudadanía responde y seguira respondiendo al llamado de los compatriotas los más humildes y excluidos", sostuvo.

Y cerró su discurso con un agradecimiento. "Simplemente les digo que simplemente pueden seguir contando con Fernando Lugo, muchas gracias por su constante apoyo y mucha suerte. Mucha fuerza", se despidió.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK