Primera exhibición de Ai Weiwei en EEUU marcada por su situación de disidente

La primera exhibición estadounidense de la obra del artista chino Ai Weiwei se abre este fin de semana en Washington fuertemente marcada -en palabras del propio creador, en situación de disidente- por su actual lucha contra el poder en Pekín.

'Ai Weiwei: ¿según qué?' ('Ai Weiwei: According to What?') ocupa una planta entera del Hirshhorn Museum con fotografías, vídeos, esculturas, instalaciones, y en los desnudos blancos muros frases suyas que incitan al pensamiento.

Entre las obras destacan unos 3.200 cangrejos de río de porcelana, un reflejo de la palabra china en 'slang' para designar la censura en internet; una alargada serpiente en el techo fabricada con mochilas verdes que representa a los miles de jóvenes que murieron en el terremoto de Sichuan en 2008 y a cuyos nombres Ai rinde memoria escribiéndolos en el muro entero.

Además figuran 7.000 fotografías digitales, muchas de ellas inofensivas tomas de gatos que Ai publicó en internet antes de que el Gobierno chino bloqueara su acceso a las redes sociales; 98 fotografías de calle estilo Weegee de los años que Ai pasó en Nueva York, un bloque de candeleros de cristal del tamaño de una habitación que parece flotar desde el suelo, y en el patio, una colección de 12 piezas de figuras del zodiaco chinas.

"Viví en Estados Unidos durante 12 años desde 1980 al comienzo de los 90, por lo que tener la oportunidad de una exposición aquí es muy importante para mí", manifestó Ai en un comunicado transmitido por el director del Hirshhorn, Richard Koshalek.

"He experimentado cambios drásticos en mis condiciones de vida y trabajo en los últimos años", añadió, en referencia en parte a los 81 días que pasó detenido el año pasado junto a otros activistas chinos.

"Esta exhibición ha sido una oportunidad para reexaminar trabajos pasados y para llegar a audiencias lejanas".

Ai estuvo notablemente ausente de la presentación a los medios de la muestra, pero no fue por elección.

"Él quería venir realmente... pero no tiene pasaporte", ya que Pekín rechaza otorgarle uno a pesar de que haya expirado la prohibición de viajar hace cuatro meses, explicó la curadora Mami Kataoka a AFP.

Ai, de 55 años, ha sufrido presiones bajo acusaciones del gobierno chino de evasión de impuestos por parte de su compañía de diseño, Fake Cultural Development, por lo que la oficina de impuestos de Pekín le impuso una multa de 2,4 millones de dólares el año pasado.

Su abogado afirmó esta semana que se va a revocar su licencia para hacer negocios, lo que provocara su cierre. Pero añadió que Ai, que permanece bajo investigación por supuestamente publicar "pornografía" en internet, continuará creando.

El corpulento artista, cuyo padre poeta Ai Qing sufrió persecución bajo el régimen del fallecido Mao Zedong, niega las acusaciones, que sólo han servido para auparlo como estrella global de la escena de arte.

La exhibición del Hirshhorn, que toma como punto de partida los trabajos que Kataoka juntó para la muestra del Mori Art Museum de Tokio de hace tres años, se extenderá hasta el 24 de febrero, y de ahí viajará a Indianapolis, Indiana, Toronto, Canadá, Miami y Nueva York.

"Creo que quería, a través de las exhibiciones, comunicarse con un mayor público", dijo Kataoka, que añadió que Ai, a pesar de ser incapaz de dejar China, trabajo estrechamente junto a ella en crear la exposición para la Hirshhorn.

Kataoka lo visitó con frecuencia en China para consultarle, entre ellos se enviaron ilimitados emails y cinco de los asistentes de Ai viajaron a Estados Unidos para ayudar a poner los trabajos de arte en su lugar.

"Es una persona maravillosa", declaró a AFP el curador jefe del Hirshhorn, Kerry Brougher, que conoció a Ai, al ser preguntado por una descripción de la personalidad del artista.

"Es muy carismático, en verdad. Es relativamente tranquilo, su silencio dice mucho y cuando habla es también muy elaborado - además cuenta con un maravilloso sentido del humor", agrega.

El artista chino Ai Weiwi hablando con un periodista de AFP en el interior de su residencia en Pekín, el 25 de junio pasado. La primera muestra en EEUU de Ai Weiwei desde que fuera declarada su condición de disidente se inaugura este fin de semana e Washington.

Cargando...