Evalúan crear un empresa binacional para Martín García

El conflicto desatado entre la Argentina y Uruguay por el dragado del canal Martín García podría destrabarse con una propuesta superadora que analizan por estas horas los gobiernos de ambos países: la conformación de una empresa binacional encargada de subcontratar al sector privado para las obras de profundización de calado del río que tanta polémica generó en los últimos meses.

En estricto sigilo, la idea se la extendió el presidente uruguayo José Mujica hace dos semanas a Cristina Kirchner a través de intermediarios de primer nivel. En Buenos Aires, el canciller Héctor Timerman y el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, se encargaron de recibir la propuesta. Luego, los presidentes de Uruguay y de la Argentina dialogaron del tema informalmente en los pasillos de la cumbre de jefes de Estado latinoamericanos y del mundo árabe, que se hizo la semana pasada en Perú. Según consignaron a LA NACION cuatro fuentes calificadas de la diplomacia de ambos países, la intención de Montevideo y de Buenos Aires ahora es "darle forma a la propuesta y avanzar cuanto antes".

La idea de Uruguay es crear una empresa binacional al estilo Salto Grande o Yaciretá. Esta empresa binacional se conformaría con un directorio mixto, pero con mayor peso de los referentes del Estado de cada país. A la vez, se encargaría de llamar a licitación o directamente realizar los contratos con las empresas privadas encargadas de llevar de 34 a 36 pies las obras de calado del canal Martín García. Según sostienen los expertos, la realización de este dragado le permitiría a Uruguay ingresar más de 100 millones de dólares al año extras por el cobro de impuestos a los barcos provenientes de Paraguay o de otros países.

Fuentes confiables de la Cancillería argentina ratificaron estas tratativas entre ambos países, y destacaron que el tema está en pleno debate. "Será algo muy novedoso, como una autoridad o Comisión Única Central. No está cerrado del todo que vaya a ser una empresa binacional. Puede ser también un ente que unifique a la actual Comisión Administradora del Río Uruguay [CARU] y a la Comisión Administradora del Río de la Plata [CARP]. La intención es que ambos Estados tomen el control de las obras de profundización del dragado y haya acuerdo", reflexionó ante LA NACION uno de los diplomáticos argentinos que interviene en las negociaciones.

En el gobierno de Cristina Kirchner se evalúa también la idea de que ese ente binacional lo integren "figuras notables". Otros creen que la única solución para terminar con la eterna lucha de los puertos y administrar con pragmatismo y sin irregularidades es conformar una empresa binacional con una autoridad central que subcontrate a los privados como se hace con los grandes canales y dragados en todo el mundo.

Más allá de la forma que finalmente tome esta idea, lo concreto es que hay intenciones firmes de Mujica y de Cristina Kirchner de superar las diferencias y solucionar el problema de fondo de las obras de dragado. En los últimos días, se evidenció malestar en la administración argentina por la decisión de la uruguaya UTE de excluir a la empresa argentina Electroingeniería para construir una planta en Punta del Tigre. Pero al parecer, ese malestar no trascendió a las negociaciones por el dragado.

La licitación

Por otro lado, seguirá en marcha la licitación por las obras de mantenimiento del dragado por un año más del canal Martín García que despertaron denuncias de sospechas de sobreprecios y coimas. En ambos márgenes del Río de la Plata, aseguran que hubo dos condimentos clave que hicieron despejar esta polémica negociación y habrá avances en lo inmediato en el llamado a licitación.

Por un lado, Mujica sacó de las negociaciones a Francisco Bustillo, que estaba al frente de la CARP y que fue quien denunció al embajador argentino Roberto García Moritán por un supuesto ofrecimiento monetario de la empresa Riovía. Bustillo se irá en noviembre a su nuevo cargo de embajador uruguayo en España.

Por otra parte, en los últimos días, hubo fuertes versiones de que la empresa Riovía se habría bajado del llamado a licitación. De confirmarse este dato habrían quedado las otras tres empresas oferentes. "Técnicamente se autoexcluyó porque el reaseguro de su oferta venció", informó el diario uruguayo El Observador. En la empresa no hablaron del tema.

En tanto, Uruguay y la Argentina parecen empeñados en dejar atrás las diferencias y solucionar el conflicto de fondo por el dragado.

Una negociación secreta

Uruguay y la Argentina discuten los detalles de un acuerdo

JOSÉ MUJICA Presidente de Uruguay

Propuso hace dos semanas a Cristina Kirchner la creación de una empresa binacional para administrar las obras de profundización del dragado del canal Martín García.

Montevideo quiere crear una figura similar a la de Yacyretá o Salto Grande.

La idea es que esta empresa tenga directores del Estado y contraten a las empresas privadas para realizar obras.

CRISTINA KIRCHNER Presidenta de la Argentina

Recibió la propuesta de Uruguay por medio del canciller Timerman y el secretario legal y técnico, Carlos Zannini.

La Argentina aceptaría la propuesta de Mujica para destrabar de una vez el conflicto.

Analiza si la forma de esta empresa binacional podría ser la de una comisión única que reemplace a los entes ya existentes.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK