"La estafa entre privados", una fórmula del kirchnerismo ante denuncias de corrupción

"Es una estafa entre privados". Así, con esa afirmación, el Gobierno buscó despegarse una y otra vez de escándalos de corrupción que llegaron a las altas esferas de la Casa Rosada. Y no fue la excepción en el caso del SUBE, cuando hoy el ex secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi, se refirió al respecto con esa definición.

"Es una estafa entre privados, el Estado aquí no tiene nada que ver", aseguró Schiavi esta mañana en diálogo con víctor Hugo Morales en relación al escándalo desatado a raíz de una investigación de LA NACION que terminó con la suspensión del contrato con la empresa que controlaba el sistema. "Es un fraude entre los mismos miembro de Global Investments (GI)", agregó.

Una situación similar se vivió en julio del año pasado, cuando el ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, señaló que el caso Skanska, la causa por los "sobreprecios" en la licitación de gasoductos, fue a raíz de "maniobras ilícitas de evasión impositiva entre privados", intentado despegar al Ejecutivo.

Además de "negar" sobreprecios, afirmó que la empresa no contrató con el Estado, sino con Transportadora Gas del Norte, que licitó las obras para los gasoductos. Con estos fundamentos, subrayó que no fue más que un caso de "maniobras ilícitas de evasión impositiva entre privados".

El caso Skanska no sólo investiga presuntos sobreprecios; también un supuesto pago de sobornos. Se inició en 2005, cuando la empresa reconoció haber usado facturas falsas. Un año después, el juez Javier López Biscayart descubrió una grabación en la que un gerente admitía el pago de coimas.

Y también se evidenció esta justificación que ya es casi una bandera del kirchnerismo cuando estalló el caso Schoklender, por presuntos desvíos de fondos de origen público para construir viviendas sociales. Allí, el entonces jefe de gabinete, Aníbal Fernández, señaló que fue un caso de "administración infiel".

Aníbal Fernández resaltó que "algo funcionó mal adentro de la fundación" y aclaró que desde el Gobierno "ayudaban" a Hebe de Bonafini porque no querían que "le vaya mal a las Madres". El entonces funcionario afirmó que "la Presidente ayudó a las Madres en un proyecto espectacular porque se ayudó a gente que no tenía trabajo, además este trabajo le permitió hacer su vivienda", al tiempo que resaltó que desde el gobierno nacional "la administración se les sacó para ayudarlas no porque se les desconfíe", sino porque se investiga "si la administración que tuvo fue infiel".

Cargando...