El colegio al que los profesores no van por las agresiones de los alumnos

La realidad de algunas escuelas públicas es tan oscura que llega a niveles inverosímiles. Sin embargo, hay casos que son dolorosamente verídicos; entre ellos se destaca el de una escuela de La Plata, en el que los alumnos están sin clases luego de un gravísimo episodio de violencia que afectó a los docentes.

El jueves pasado, tres alumnos (presuntamente bajo los efectos de estupefacientes) golpearon a dos profesores y a un preceptor. Uno de los agresores, de 15 años, estaba tan descontrolado que, tras irse con la madre a su casa, volvió con un cuchillo.

"Estaban alterados y agresivos. No pensaban pegarles a los maestros, pero su estado los llevó a pelearse. Tenían claros signos de estar bajo los efectos de drogas", relató un testigo de la pelea que se produjo cerca del comedor donde había muchos niños pequeños.

Esta situación provocó que las autoridades decidieran suspender las actividades y estipularon que se reanudarían el día miércoles; sin embargo, esto no sucedió.

De acuerdo a información publicada por el diario El Día, los maestros agredidos pidieron licencia. Y como varios de ellos cubren muchos espacios horarios, no hay docentes para dar clase.

Silvina Di Baja es madre de un alumno de 1° año y en diálogo con el periódico mencionado describió la sombría realidad de la escuela: "Los profesores no quieren dar clases en este colegio. Lamentablemente, venir acá y ver a los chicos drogándose antes de entrar es algo habitual".

La Escuela Secundaria N° 3 de Ensenada está ubicado en 123 y diagonal 74, a metros de la subida a la autopista, y la mayoría de los estudiantes provienen de barrios marginales que se encuentran al otro lado de la autovía.

"Es una escuela muy difícil, porque está inserta en un ámbito de altísima complejidad social. Aquí hay muchos problemas con la droga, y nosotras ya no sabemos qué hacer", explicaron inspectoras que trabajaron en la zona.

Mientras tanto, los padres de los alumnos que concurren al ese colegio piden que las autoridades pongan algún tipo de servicio policial en el establecimiento y están desconcertados porque no saben cuándo volverá a haber clases.

Cargando...