EE.UU. retoma con la Argentina tareas de ayuda militar

Un año y seis meses después de que el canciller Héctor Timerman frenó, con un alicate en mano, el ingreso de un avión de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos que llegaba a Ezeiza para realizar tareas de capacitación con la Policía Federal, el gobierno norteamericano y la Argentina están decididos a borrar aquella fotografía. Buscan reencauzar las relaciones diplomáticas y establecer una nueva etapa de cooperación conjunta en materia de defensa.

La confirmación de este dato se dio ayer a la tarde, cuando el ministro de Defensa, Arturo Puricelli, recibió en su despacho del edificio Libertador al subsecretario de Defensa para Asuntos del Hemisferio Occidental de los Estados Unidos, Frank Mora.

"Hemos entrado en una nueva fase en las relaciones de Defensa, las amenazas en la región ya no existen", dijo el funcionario enviado por Barack Obama. A su lado, Puricelli asentía. Las palabras de Mora se hicieron públicas unas horas más tarde de aquel encuentro privado. Fue a lo largo de una charla que se dio en el Centro Educativo de las Fuerzas Armadas. Allí, Puricelli y todos los funcionarios que lo acompañaban parecían haber olvidado la foto de Timerman incautando el material del avión militar norteamericano y toda la tormenta diplomática que desató aquel hecho. Sonreían junto con el subsecretario Mora.

Puricelli no se quedó atrás en los elogios a la política defensiva de Washington: "El respeto mutuo es la base de esas relaciones alineadas con las políticas de defensa que tenemos en la Unasur y que nos garantizan el cumplimiento del lema: América del Sur zona de paz", sostuvo.

Por su lado, Mora señaló el "compromiso" de su gobierno para "profundizar las relaciones bilaterales" y llamó a los presentes a "promover la unidad regional" a partir de "asociaciones eficientes basadas en el respeto y una visión compartida para mantener la seguridad en la región". ¿Contemplaron esas palabras la posibilidad de una reapertura de la colaboración norteamericana en materia de capacitación militar con la Argentina?

"Hay gestos claros que abren una nueva etapa en las relaciones", expresó a LA NACION un ministro de la Casa Rosada que conoce de cerca los roces que tuvieron Buenos Aires y Washington hace un año y medio.

En la embajada de los Estados Unidos en Buenos Aires se limitaron a decir que Mora viajó a la Argentina y también a Uruguay para "discutir todo lo que tiene que ver con la cooperación de Washington en materia de seguridad en la región".

Desde aquel fatídico 14 de febrero de 2011 en que arribó a Ezeiza el avión norteamericano, en Washington cortaron lazos en materia de cooperación militar y no planteaban restablecer tareas de capacitación militar con la Argentina.

El Ministerio de Defensa ayer emitió un comunicado en el que dijo que el funcionario norteamericano resaltó el "profesionalismo y respeto al Estado de Derecho" en la Argentina. Por otro lado, mencionó que Mora se refirió a "la necesidad de utilizar a las Fuerzas Armadas en apoyo a las decisiones tomadas por autoridades civiles para establecer relaciones cooperativas y transparentes".

Durante su breve paso por Buenos Aires, Mora estuvo con una reducida delegación de funcionarios de Defensa. Se reunió con Puricelli, con el secretario de Asuntos Internacionales de la Defensa, Alfredo Forti, y con el embajador argentino en los Estados Unidos, Jorge Argüello.

El gran ausente en estos encuentros fue Timerman. Es entendible: el canciller se encontraba ayer en República Dominicana para participar de la ceremonia de toma de posesión del nuevo presidente de ese país, Danilo Medina.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK