EE.UU. no intervendrá en el embargo a la Fragata Libertad

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

WASHINGTON.- El gobierno norteamericano dijo que no tiene "nada que ver" en la situación que llevó a que la Fragata Libertad sea retenida en la costa de Ghana y con riesgo de embargo como parte de una acción judicial de acreedores norteamericanos que la tomaron como prenda en su reclamo de pago de deuda.

"Esto es algo sobre lo que el gobierno argentino tendrá que conversar con el de Ghana", ya que el asunto "es entre ellos" y nada tiene que ver con los Estados Unidos, dijo a LA NACION el secretario de Asuntos Públicos del Departamento de Estado, Michael Hammer. El funcionario admitió que el proceso que puso en esa situación a la fragata se inició "por acción de una compañía norteamericana", pero que aún así eso no incumbe a la administración de este país.

La definición de Hammer alude al fondo de inversión NML, que desde hace años viene reclamando por vía judicial el pago de bonos de deuda externa en su poder y que acaba de lograr que, por esa vía, se retuviera a la fragata. El funcionario no avanzó en comentarios sobre el reclamo de los bonistas. El Departamento de Estado ha señalado en forma reiterada que la Argentina debería "normalizar" la situación con sus acreedores.

El dato cobra perspectiva a la luz de la pretensión en contrario del gobierno argentino, que, desde hace varios meses, viene sosteniendo que el fondo en cuestión, al que califica de "buitre", no es de origen estadounidense, sino que tiene sede en paraísos fiscales. "Hay de por medio una compañía norteamericana", dijo Hammer.

La noticia de lo ocurrido con la fragata se convirtió en materia de comentario en medios diplomáticos locales. La Argentina sostiene que se trata de un "atropello" a su soberanía. En medios diplomáticos locales avalan ese criterio.

Otra fuente local, sin embargo, matizó que la captura de bienes o la aplicación de sanciones entre países son recursos cuyo uso se ha multiplicado en los últimos años, como alternativa de presión "ante abusos de otro tipo". Recordó, en ese sentido, que hace poco más de un año, el gobierno argentino violó las cajas de seguridad y se incautó de material norteamericano en un sonoro operativo, para luego devolverlo todo en forma sigilosa.

Negociaciones

En tanto, y a fin de encontrar una solución diplomática al entuerto, el vicecanciller Eduardo Zuain y el viceministro de Defensa Alfredo Forti retomarán hoy las negociaciones en Ghana junto con la embajadora en ese país, Susana Pataro. La intención de la Argentina es llegar a un acuerdo diplomático para que el gobierno de Ghana deje zarpar a la fragata. No hay intenciones visibles de la Casa Rosada de buscar una solución judicial. De hecho, la Argentina reiteró que no quiere pagar la fianza de 20 millones de dólares que ofrecían los bonistas.

En otra derivación del escándalo, el gobierno chileno ordenó ayer el envío de una delegación conformada por integrantes de la marina y de la cancillería a Ghana, con el fin de supervisar en el terreno la situación de los 15 guardiamarinas chilenos retenidos junto a la Fragata Libertad, y así acelerar su repatriación en el caso de que el conflicto se prolongue.

Cargando...