Para Economía, las demandas son "ridículas"

Mientras la misión política conjunta de la Cancillería y el Ministerio de Defensa llegó ayer a Ghana, para intentar destrabar el conflicto que mantiene paralizada en el puerto local a la Fragata Libertad, una delegación del Ministerio de Economía consideró "ridículas" las demandas de los fondos buitre, al exponer en la asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI), que se reunió en Tokio.

"La Argentina se enfrenta aún a demandas extraordinarias, a veces ridículas, de acreedores conocidos como fondos buitre, que quieren obtener un tratamiento privilegiado", señaló la declaración del gobierno de Cristina Kirchner ante el Comité Financiero y Monetario Internacional (CFMI).

El encargado de transmitir la postura oficial del gobierno argentino fue el secretario de Finanzas, Adrián Cosentino, quien viajó a Tokio en representación del ministro de Economía, Hernán Lorenzino.

El funcionario Cosentino presentó el documento, de 19 páginas, que está encabezado con la leyenda "declaración por Hernán Lorenzino, ministro de Economía y Finanzas Públicas de la Argentina, en nombre de la Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay, Perú y Uruguay". Se procuró presentar, así, un respaldo regional al reclamo argentino.

"A causa de la falta de un marco legal internacional para la reestructuración de la deuda soberana, la Argentina continúa enfrentándose con una minoría de acreedores que impide que se complete el proceso de reestructuración de su deuda", señala el texto oficial.

La declaración reprochó a los "fondos buitre" que buscan aprovechar "lagunas legales", aun cuando "adquirieron deuda soberana a centavos de dólar".

Cosentino consideró que "el FMI y el Banco Mundial deben profundizar reformas que garanticen respuestas flexibles a las necesidades de la economía global contemporánea y a sus países miembros".

En tanto, durante su presentación ante el Comité de Desarrollo del Banco Mundial, el secretario de Finanzas destacó los logros de la última década de los países sudamericanos, que pudieron sostener el crecimiento y la inclusión social en los últimos cinco años, en medio de la crisis.

"Esos logros fueron posibles gracias a la aplicación de políticas públicas anticíclicas a nivel macroeconómico, una administración fiscal prudente y el mantenimiento de la deuda pública externa a nivel bajo y sostenible", señaló.

Acompañaron a Cosentino en Tokio el director por la Argentina ante el Banco Mundial, Guido Forcieri, y la vicefeja de Gabinete de Economía, Analía Tello.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK