Doble cerco legislativo sobre el "impuestazo" que prepara Scioli

La noticia podría ser que Daniel Scioli ultima detalles para enviar a la Legislatura bonaerense una nueva reforma fiscal que incluye aumentos y nuevos impuestos para viviendas y autos de alta gama, empresas, bingos, pools de siembra y compras con tarjetas de crédito. Sin embargo, lo que marcará a fuego el tablero económico y político bonaerense en los próximos meses es que tanto la oposición como el kirchnerismo tienen planes muy distintos a los del gobernador. Y que están dispuestos a imponerlos.

Los bloques de diputados opositores cerrarán esta semana un acuerdo para hacer valer su mayoría en la Cámara baja y exigirle a Scioli que, si quiere aprobar un nuevo paquete impositivo, denuncie el pacto fiscal por el que la provincia continúa cediendo el 15% de la coparticipación a la Anses, pese a que la estatización de las AFJP puso fin a esa necesidad. Por mantener ese pacto, los bonaerenses perderán este año $ 5100 millones.

Por otro lado, el kirchnerismo que domina el Senado, con el vicegobernador Gabriel Mariotto a la cabeza, decidió que no aceptará a libro cerrado el paquete fiscal. "Ya lo hicimos con el revalúo del inmobiliario rural: se lo aprobamos en minutos y descubrimos que el sciolismo había hecho mal los cálculos y no le alcanzó ni para los aguinaldos", indicó una fuente de la Cámara alta a LA NACION.

La intención de Mariotto es que el Senado repita el método empleado cuando Scioli envió a la Legislatura la ley de emergencia provincial: discutir cada impuesto y "no dudar de ir a fondo" con el revalúo del Inmobiliario Urbano, los autos de alta gama y las empresas más rentables.

Como anticipó este medio, ésa fue la condición que el ministro de Economía de la Nación, Hernán Lorenzino, le impuso a una comitiva sciolista antes de aprobar, en julio, el préstamo de $ 600 millones de la Anses, que destrabó el pago de aguinaldos.

Esa operación enerva a la oposición. "Es insólito que la Anses nos preste plata que es nuestra y, encima, nos cobre intereses", indicó a LA NACION el jefe de la bancada del FAP, Marcelo Díaz, uno de los impulsores del acuerdo opositor para exigir la renuncia al pacto fiscal firmado cuando se crearon las AFJP, pero que la Casa Rosada mantuvo pese a la estatización de las jubilaciones.

"Los opositores encontramos una política de Estado común. Scioli puede seguir colocando parches o tratar de solucionar el problema estructural, que son los fondos que se queda la Nación", agregó Díaz.

Dos borradores del paquete fiscal ya circulan por la Legislatura. Incluyen crear una cuota adicional del inmobiliario urbano para las viviendas de más de $ 350.000, otra cuota adicional para los autos de más de $ 120.000, un aumento del 2% en Ingresos Brutos para los bingos; la aplicación del impuesto de sellos a los pools de siembra y un gravamen a las compras con tarjeta de crédito y en dólares.

Pero la medida central es otra: Scioli ofrecerá a las mil empresas que más facturan que paguen por adelantado la cuota 2013 de Ingresos Brutos. Si lo consigue, podría recaudar $ 800 millones y redondear un ingreso global de $ 1200 millones por todo el paquete.

Fuentes de la gobernación no negaron los impuestos indicados, pero enfatizaron que se trata de "un borrador", todavía en discusión.

Para la Casa Rosada, Scioli necesitaría al menos $ 2000 millones para cerrar el año sin repetir la crisis de los aguinaldos. Por eso quiere profundizar el impuestazo.

Mientras, la oposición junta fuerzas. "No estamos pensando en acorralar a Scioli, pero tampoco avalamos que se acorrale con impuestos a 16 millones de bonaerenses", indicó la jefa del bloque Unión Celeste y Blanco, Mónica López, autora del proyecto de ley para denunciar el pacto fiscal, al que se acopló otra iniciativa del macrista Gustavo Ferri.

Con 48 de los 92 votos en Diputados, los opositores pueden bloquear la reforma fiscal. Deberán, eso sí, resistir los embates y las "seducciones" del oficialismo. Si lo consiguen, acorralarán a Scioli. Si no, lo podría hacer Mariotto.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK