Diario en Internet rinde homenaje a la fotógrafa Dorothea Lange

(Semblanza)

México, 10 Oct. (Notimex).- Una especie de homenaje a su aguda mirada, que captó de manera magistral los rostros y escenas de la Gran Depresión que afectó al mundo en las décadas de 1920 y 1930, es lo que hizo un diario estadounidense al ilustrar con imágenes de la fotógrafa Dorothea Lange un reportaje sobre esta etapa histórica.

El artículo titulado "Faces Of The Great Depression", publicado el 6 de octubre pasado por el diario en Internet "Huff Post Business", ilustra el texto correspondiente con un grupo de fotografías en las que la artista de la lente capturó momentos y caras que expresan claramente lo que ocurría en esos años en su país, Estados Unidos.

Así, lo mismo se ve a personas con los rostros curtidos por los tiempos de desesperación por el alto desempleo, vestidos con lo que pueden, desanimados, habitantes de comunas que dormían en carpas, personas que se lavan el cabello en un río, lo mismo que a otros que tienen trabajo pero con salarios apenas suficientes o aquellos a los que la situación no los perjudicó en mucho.

Dorothea Lange, la fotógrafa del pueblo como ella se hacía llamar, nació en Hoboken, New Jersey, el 25 de mayo de 1895, y a los siete años contrajo poliomielitis, mal que dañó el desarrollo de su pierna derecha y le marcó la vida.

Considerada una de las iniciadoras del documentalismo social y pionera en el reportaje, estudió en 1917 en la Clarence White School, en Nueva York, que fomentó su interés por las artes, aunque la muestra de su verdadera vocación la tuvo al iniciar su faceta como reportera dos años después, en San Francisco, California.

Antes, en 1918, se dedicó a conocer el mundo, afición que combinó con su posterior trabajo de reportera. Un par de años después se casó con el pintor Maynard Dixon, con quien tuvo dos hijos, y en Taos, Nuevo México, conoció a Paul Strand, quien tendrá una cierta influencia en su trabajo, de acuerdo con información de los sitios en Internet de "Ciudad de mujeres" y "El ángel caído".

Entabló también relación con Imagen Cunninghan, quien junto con Margrette Mather y Laura Gilpin, fueron exponentes de un pictorismo moderno e híbrido que combinan las tendencias modernas y el esteticismo hermético.

Con estas tendencias, con el grupo f/64 a partir de 1933 empezó a reflejar su entorno al captar las condiciones laborales de la época, interesada sobre todo a capturar a los sectores más afectados por la Gran Depresión en esa década.

Para 1934 monta su primera exposición, en la galería de Willard Van Dike y un año después se muda a residir a California, luego de su matrimonio con Paul Taylor.

De 1935 a 1940 trabajó con el New Deal del presidente Franklin Delano Roosevelt, principalmente con la Farm Security Admnistration (FSA), para cuya sección fotográfica dejó más que constancia de las actividades de ésta y se erigió en un archivo gráfico que abarcaba todos los aspectos de la vida en el campo.

Por esa época sacó junto con su esposo el libro "A American Exodus, A Record o Human Erosion", que combina textos y fotografías y hasta microfilmes del fenómeno migratorio que sucedía en esos años en su país.

En los años 40 fue contratada para documentar a los japoneses-estadounidenses que habían sido llevados a campamentos durante la Segunda Guerra Mundial, tarea en la que fue censurada a mediados de esa época por la Autoridad de Reubicación de la Guerra, al mostrar dichos conglomerados humanos.

Por esos años también enfrenta problemas de salud, por lo que la fotografía de Lange se vuelca a temas cercanos, como su familia. En la década siguiente realizó algunos trabajos para revistas de América Latina, Asia y África, así como un estudio sobre el sistema judicial californiano.

Una vez que se enteró que padecía cáncer se dedicó a los que serían sus dos últimos proyectos: organizar una exposición de su obra en el Museo de Arte Moderno (MOMA) de Nueva York y documentar su vida, textos en los que explica su ideario fotográfico, su forma de ver y vivir la fotografía.

Defendió siempre su versión de ser una artista de la lente purista, que defendía la fotografía objetiva, directa, sin manipulación alguna. Dorothea Lange murió el 11 de octubre de 1965, en San Francisco, y para la posteridad dejó un archivo de alrededor de 25 mil negativos.

Por azares del destino, su verdadero éxito sucedió en 1972, cuando el Museo de Whitney sumó 27 obras suyas a la exposición "Executive Order 9066", destinada a mostrar el internamiento japonés.

NTX/RML/MCV

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK