Ministros de De la Rúa dijeron no tener "constancia" de las coimas en el Senado

“No había ningún indicio de la verosimilitud del anónimo que hablaba de soborno”, aseguró el ex ministro de Interior Storani, refiriéndose a un documento apócrifo que potenció las sospechas de un intercambio de favores para la sanción de la Ley de Flexibilidad Laboral del año 2000.

Pese a haber hecho la denuncia penal y ante la Oficina Anticorrupción, y de haber gestionado personalmente medidas de “oxigenación” reclamada por Chacho Alvarez, como la renuncia de los jefes de bancada sospechados no podían acusar a nadie porque no tenían pruebas, dijo.

“No me constan que haya habido coimas”, había dicho previamente la entonces titular de la cartera de Acción Social, quien ante el tribunal declaró llamarse Graciela Rosa Castagnola, y estar divorciada, por lo cual ya no porta el apellido por el cual se la conoció en política.

También Machinea dijo no tener “ninguna constancia” de los sobornos pero recordó que los gastos de la SIDE se habían podado de 300 a 135 millones de pesos/ dólares al año, una caída del 45 por ciento que llevó la asignación mensual a 30 millones, con un posterior aumento de la partida mediante un decreto secreto.

Ante una pregunta sobre si de las partidas del organismo de inteligencia podían usarse 5 millones sin que quedaran registrados, tal como aseguró la acusación fiscal y el testimonio del arrepentido Mario Pontaquarto, admitió que “es posible, pero los gastos eran girados mes a mes”, agregó, relativizando su afirmación.

En la última sesión, el ex vicepresidente Carlos "Chacho" Álvarez dijo tener la "certeza política" de que los sobornos existieron e, insólitamente para una instancia oral, fue interrogado por el propio De la Rúa, el principal acusado.

En el proceso se juzga si el gobierno de De la Rúa pagó cinco millones de pesos/dólares a senadores peronistas a cambio de la aprobación de la reforma laboral, sancionada el 26 de abril de 2000.

De la Rúa, el ex jefe de la SIDE Fernando de Santibañes, el ex ministro de Trabajo Alberto Flamarique y el "arrepentido" Mario Pontaquarto -quien confesó ser el 'valijero' que transportó las supuestas coimas- están acusados de pagar los sobornos.

En tanto, a los ex senadores justicialistas Augusto Alasino, Alberto Tell, Remo Costanzo y Ricardo Branda se les imputa haberlos cobrado.

"Estoy convencido políticamente de que los sobornos existieron. Cuando aparece la confesión de Pontaquarto uno ve reafirmado lo que pensaba", declaró el jueves pasado "Chacho" Álvarez, aunque dijo que no tenía pruebas.

De la Rúa interrogó al ex vicepresidente sobre los motivos de su renuncia, para saber si había sido solo por el caso de los sobornos.

"Renuncié porque usted ratificó en los cargos y promovió a los sospechados. Yo dejé mi fuerza política pagando los costos de un Gobierno que fue un fracaso", le dijo Alvarez a De la Rúa, ambos sentados a un metro de distancia.

Tanto De la Rúa como el resto de los imputados ya declararon en el inicio del debate y negaron rotundamente la existencia de esos pagos.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK