Otro día de escándalos en Diputados

El segundo round del escándalo que coronó anteanoche la sanción de la ley del voto joven en la Cámara de Diputados estalló, pocas horas después, en la Comisión de Asuntos Constitucionales. Esta vez, la discusión fue la celeridad meteórica con que el oficialismo impuso el dictamen sobre el per saltum, que había sido aprobado horas antes en el Senado.

"Diana, junten ustedes el quórum [en la comisión]. Hasta entonces nosotros no nos sentamos ", le anticipó el diputado radical Mario Negri a la presidenta de la comisión, Diana Conti, poco antes de ingresar en la sala de debate.

Indignada, la diputada del ultrakirchnerismo lo fulminó con la mirada y susurró un insulto. "Aunque se queden parados, los cuento igual para el quórum", le espetó. El cordobés no la dejó pasar. "¿Qué te pasa, Diana? ¿Acaso estás mal porque ahora te conduce Larroque?", atizó.

Negri puso el dedo en la llaga. Era evidente que la tensión y el malestar de la noche anterior, en el recinto, no se habían disipado, más bien al contrario. Todo estalló cuando, ya sobre el final de la sesión en la que se estaba por sancionar la ley de voto joven, irrumpió con su discurso el diputado y secretario general de La Cámpora, Andrés "Cuervo" Larroque, en el que embistió duramente contra la oposición. Arrancó con el radicalismo. "No puede manejar ni una calesita", exclamó. Luego siguió con Pro. "Al jefe de gobierno de la ciudad [por Mauricio Macri] no le interesan la política ni la gente y desprecia a la ciudad de Buenos Aires", asestó. Pero lo más fuerte se lo guardó para el socialismo cuando lo tildó de "narcosocialismo".

A partir de entonces la sesión se convirtió en escándalo: la oposición se retiró indignada y el oficialismo debió sudar para juntar quórum y aprobar la ley. Pero la cosa no terminó allí; pocas horas después, oficialismo y oposición volvería a verse las caras en la Comisión de Asuntos Constitucionales.

Apenas reunió el quórum, Conti ordenó firmar el dictamen.

"Esto es un nuevo atropello -arrancó el diputado Juan Pedro Tunessi (UCR)-. El oficialismo convoca a esta reunión de comisión entre gallos y medianoche, con la media sanción todavía caliente del Senado, ni siquiera hemos tenido tiempo de leerlo. Este Parlamento no tiene nada de democrático; anoche fuimos agredidos y ahora, desconsiderados."

Acto seguido, los radicales emprendieron su retirada mientras el diputado ultrakirchnerista Carlos Kunkel les dedicaba sus ya clásicas agresiones verbales. Pero la discusión devino en griterío cuando el diputado oficialista Luis Cigogna acusó a una asesora del radicalismo de insultarlos.

"¡Retírese! Llamen a seguridad, que diga su nombre. Esto es una coacción!", bramó Cigogna. ¡Son unos caraduras, mandan a las mujeres para insultarnos!", se sumó Kunkel.

Los radicales se fueron a los gritos. El resto de la oposición permaneció en su sitio, aunque rechazó de plano el proyecto que regula la figura del per saltum . A ellos se sumó el riojano Jorge Yoma, presidente de la Comisión de Justicia, que otra vez marcó distancia del oficialismo. Fue la frutilla del postre de una reunión nada amable para los kirchneristas.

El mecanismo del per saltum, tal como establece el proyecto oficialista, faculta a la Corte a avocarse a una causa judicial salteándose las instancias inferiores en casos de extrema gravedad institucional. El Poder Ejecutivo pretende utilizarlo para acelerar los tiempos en la batalla legal que mantiene con el Grupo Clarín por la constitucionalidad de dos artículos de la ley de medios.

Yoma criticó el proyecto oficial al advertir que el propósito de la iniciativa "es crear una institución para una causa determinada" y eso "le quita legitimidad al debate".

"Se tiene que legislar para todos", dijo Yoma, que presentó un dictamen propio, que apoyó el peronismo disidente, en el que propone que el per saltum sólo puede aplicarse a petición de los particulares, no del Estado. Lo apoyó el Peronismo Federal.

Los bloques de la oposición se sumaron a las críticas. "Ésta es una ley cuyo objetivo es claro: presionar a la Corte para que resuelva el caso de la ley de medios contra el grupo Clarín", advirtió Pablo Tonelli (Pro).

Binner mostró su enojo

El líder del FAP, Hermes Binner, respondió la acusación de "narcosocialismo" que el kirchnerismo lanzó contra su sector. Acusó al Gobierno de querer "sacar rédito político con insultos" y dijo que "el narcotráfico es un problema nacional".

Cargando...