Cristina volvió al discurso emotivo de tono electoral

Bailó al ritmo de "Avanti morocha" y se emocionó con un niño que le agradecía por su nueva casa. Recordó a Néstor Kirchner, pidió a los creyentes que recen por él y reiteró tres veces su llamado a la militancia para estar unidos y organizados, en sintonía con el nuevo frente político cristinista.

Para deleite de las organizaciones que trabajan en el nuevo armado del Gobierno, la presidenta Cristina Kirchner reivindicó esa consigna. "Hemos desarrollado muchos planes y vamos a seguir para ir construyendo e ir cada vez por más", anticipó. "Tenemos que lograr unidos, organizados y solidarios, construir muchas más Villas Palito", agregó la jefa del Estado en medio de la visita que realizó al barrio que antes llevaba ese nombre y en el que ayer se presentó parte de la urbanización de ese asentamiento precario de La Matanza.

Luego emitió una frase llamativa: "Siempre voy a estar al lado de ustedes, lo importante es haber logrado lo que él logró", en una reiterada referencia a Néstor Kirchner.

La Presidenta arengó en más de una oportunidad con una consigna: "Hace falta erradicar la pobreza y sólo lo podemos hacer si nos mantenemos unidos", planteó.

El intendente Fernando Espinoza le había preparado a la Presidenta un agasajo completo: la llevó a recorrer las nuevas viviendas y en todo su discurso recordó las promesas del ex presidente. El Gobierno preparó, además, un video con un viejo mensaje de Néstor Kirchner del 7 de enero de 2004 ,cuando prometía allí mismo la construcción del nuevo barrio.

"Siempre fue un irreverente. Pero un irreverente con los poderosos, no con los débiles", sostuvo la Presidenta, con la voz quebrada. "Estábamos acostumbrados a presidentes fuertes con los débiles y débiles con los poderosos", agregó.

Esta vez no hubo cifras ni números en el acto presidencial. "Todos los argentinos aportan, pero los que más aportan siempre son los que menos tienen porque esos no pueden evadir impuestos", sostuvo. "Pagan el IVA en cada cosa que compran, en cada pedazo de pan, en cada litro de leche, en cada kilo de carne. Por eso valoran lo que hemos construido en estos años", amplió la Presidenta, mientras recordaba que siempre la había tratado con cariño en La Matanza.

Cristina Kirchner defendió la inversión en obras hídricas en Buenos Aires, que según detalló llegaban a los $ 3500 millones para la cuenca del Río Salado, y se permitió una leve autocrítica: "Debo decirlo con toda sinceridad que son más lindas que muchas casas del Plan Federal". Ese plan se realiza con fondos del Ministerio de Planificación Federal, a cargo de Julio De Vido. Las viviendas que la Presidenta recorrió ayer fueron hechas por los cooperativistas sociales que coordina la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner.

Ayer, medio gabinete estuvo en La Matanza y, en especial, los funcionarios que aspiran a poner un pie en la provincia, de cara a las próximas elecciones. Además de Alicia y De Vido, también estuvo el presidente de Diputados, Julián Domínguez.

Antes de finalizar su discurso, Cristina confesó: "Aunque muchas mañanas no tengamos ganas de levantarnos, nos injurien, nos agravien, no nos tiene que importar"

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK