Cristina Kirchner reemplazó el Tango 01 por un avión privado

RÍO GALLEGOS.- Un desperfecto aún no aclarado en el Tango 01 retrasó el viaje de la presidenta Cristina Kirchner a El Calafate, pero finalmente viajó hacia allí en un vuelo privado que vino a buscarla a esta ciudad. En la Casa Rosada le restaron dramatismo al incidente del avión y explicaron que tomó un vuelo privado dado que todos los aviones de la flota presidencial estaban en mantenimiento.

La jefa del Estado se trasladó al mediodía al aeropuerto de Río Gallegos, acompañada por sus secretarios y la custodia presidencial, luego de pasar la noche en la casa de su hijo Máximo, la misma vivienda que habitaba el matrimonio Kirchner antes de llegar a la gobernación.

El aeropuerto se encontraba casi desierto -no hay vuelos comerciales en ese horario- y pocos testigos la vieron subir al avión privado con destino a El Calafate. A metros, la aeronave presidencial, permanecía a un costado de la pista impasible, mientras personal aeronáutico retiraba del Tango 01 grandes paquetes envueltos en papel madera.

Consultado por LA NACION, el jefe de la Casa Militar, teniente coronel Agustín Rodríguez, no quiso hacer declaraciones y mantuvo el profundo hermetismo acerca del desperfecto mecánico. No obstante, fuentes allegadas al secretario general, Oscar Parrilli, le restaron dramatismo al incidente, aseguraron que no era serio y que "hay que esperar a ver qué pasó porque todavía se está trabajando sobre la máquina".

En la Casa Rosada decían ayer que "cuando se trata de la seguridad de la Presidenta cualquier falla es atendible" y que, hasta conocer en detalle la falla, el Tango 01 iba a permanecer en el aeropuerto de Río Gallegos. Si bien se mostraron reticentes a informar por qué Cristina Kirchner utilizó un avión privado y no uno de la flota presidencial, aseguraron que los Tango 02, Tango 03 y el Tango 10 "se encuentran en mantenimiento", por lo cual no pudieron ser usados.

El desperfecto fue detectado el viernes a la noche, minutos antes de despegar con la propia Presidenta a bordo rumbo a El Calafate. Después de que la tripulación revisara la turbina izquierda del avión, el vuelo quedó suspendido.

La nave que abordó ayer la Presidenta es un Dassault Falcon 900 matrícula LV-CRI. Cuyo nombre de fantasía es Mystére. Fuentes del sector confirmaron que por sus dimensiones estaba en condiciones de pernoctar en el aeropuerto internacional, a 18 km de El Calafate, donde arribó ayer pasadas las 13. No es la primera vez que la familia presidencial llega a esta provincia en aviones privados.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK