Cristina Kirchner criticó las políticas de ajuste y cuestionó a Europa

La jefa de Estado participó de la primera sesión plenaria de líderes del bloque, realizada en el Centro de Convenciones de este balneario de ensueño, donde fue recibida por su par y anfitrión, el mexicano Felipe Calderón.

La primera sesión plenaria tuvo como tema "La Economía global. Marco para el crecimiento vigoroso, sostenido y equilibrado" y, en ese contexto, la Presidenta planteó que se reestructuren las deudas de los países que no pueden hacer frente a los pagos, aunque reclamó que se haga de manera conjunta.

Pidió que se haga de este modo para que ningún país "quede solo, como le ocurrió a la Argentina" en 2001, según informó a la prensa el canciller Héctor Timerman.

La mandataria, además, criticó el "círculo vicioso" según el cual "un sector de Europa, la periferia, presta euros a países como Alemania o Estados Unidos y luego esos préstamos vuelven como deuda. Parece que hay dos europas, una de la periferia y otra del centro", fustigó.

Fuentes oficiales dijeron que la mandataria hizo uso de la palabra durante nueve minutos, tres más que los permitidos por la organización para cada mandatario, lapso en el cual, además, expresó su apoyo a la eventual creación de un Banco Europeo Unificado como prestamista de última instancia.

Tras su participación ante el bloque, la Presidente se sumó a la tradicional foto de familia, y se dirigió a la cena de gala que ofreció el presidente Calderón, donde, siempre en el Centro de Convenciones, compartía esta noche la mesa con sus pares de China y los Estados Unidos, Hu Jintao y Barack Obama respectivamente.

Durante su presencia en el recinto, la jefa de Estado coincidió con el primer ministro británico, David Cameron, quien ayer por la mañana fustigó a la Argentina, aunque sin nombrarla.

"En los últimos ocho meses ha habido medidas que afectaron las inversiones, hemos visto la expropiación de una compañía multinacional, requerimientos para que las divisas por exportaciones de combustibles y mineras se cambien en el mercado local, regulaciones para el cambio de moneda a los habitantes, y todo eso, de un solo miembro del G20", criticó el líder británico.

Además, estuvo el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, quien, según trascendió, buscaba "aislar" a la Argentina en el G20, como represalia por la expropiación a Repsol de sus intereses en YPF, y para, de ese modo, "evitar que una imagen de debilidad internacional de España perjudique a las empresas españolas".

Según Timerman, no hubo críticas ni alusiones al proteccionismo nacional, política que el Gobierno ha llevado a su máximo nivel, lo que convirtió a la Argentina en el país del bloque que más trabas al comercio impone.

Sin embargo, en el inicio de la sesión plenaria, el presidente Calderón planteó que "en estos momentos, el libre comercio, como siempre y quizá más que nunca, es una herramienta muy poderosa, entre las más poderosas para promover el crecimiento que necesitamos y crear los puestos de trabajo que a todos nos está demandando nuestra ciudadanía y que impulsen el bienestar de la gente".

 

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK