Cristina Kirchner llegó a Brasil para participar de la cumbre del Mercosur

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

En la capital brasileña, la presidente Pro Tempore del bloque regional, Dilma Rousseff, recibirá a sus pares de Argentina, Cristina Kirchner; de Uruguay, José Mujica; y de Venezuela, Hugo Chávez; quien la semana pasada confirmó su asistencia a deliberación.

A veintidós años de su creación, producida el 26 de marzo de 1991 en Paraguay, el Mercosur incorporará al país caribeño, lo que le permitirá concentrar al bloque regional casi tres cuartas partes del PBI de América del Sur, con una población de más de 250 millones de habitantes.

Además permitirá al Mercosur contar con un socio estratégico en materia energética, lo que posicionará a la región en este contexto de crisis internacional donde los países de América del Sur intentan que la situación tenga el menor impacto en sus economías.

De este modo, el proceso iniciado el 4 de julio del 2006 cuando se firmó en Caracas el Protocolo de Adhesión culminará con la incorporación de Venezuela, pero tendrá otros pasos para la adecuación de ese país a las normativas del bloque regional en materia arancelaria.

La Presidente viajó acompañada por el ministro de Planificación, Julio De Vido; el secretario de Comunicación, Alfredo Scoccimarro; y la ministra de Industria, Débora Giorgi. En tanto que el canciller Héctor Timerman, lo hizo horas antes ya que participó de una reunión de cancilleres en Brasilia donde terminaron de acordar los últimos detalles de la cumbre que se realizará en la Casa de Gobierno.

La propia jefa de Estado confirmó que viajaba a Brasil y señaló que "está muy contenta" porque en la reunión del Mercosur se producirá "el ingreso formal de la República Bolivariana de Venezuela".

De este modo, los presidentes cumplirán con la resolución que adoptaron en la reunión cumbre del Mercosur realizada el 28 y 29 de junio en Mendoza, en cuyo transcurso decidieron incorporar a Venezuela como miembro pleno del bloque regional.

En esa ocasión Cristina Kirchner, Mujica y Rousseff decidieron aceptar la incorporación de Venezuela y realizar una reunión especial que se hará en Brasilia -aunque en principio iba a concretarse en Río de Janeiro- para formalizar la admisión del país caribeño.

Así, el bloque regional fundado en 1991 por Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, éste último ahora suspendido por la violación a la llamada cláusula democrática del Protocolo de Ushuaia, tras el golpe institucional contra Fernando Lugo, tendrá cinco miembros.

Actualmente tiene como países asociados a Bolivia, Chile, Colombia, Perú, Ecuador y Venezuela, el próximo asociado. Cristina, quien en la última sesión ejercía la presidenciaPro Tempore, dijo que "los presidentes adoptamos de acuerdo esta decisión que es un gran honor y una gran responsabilidad" y destacó que "estamos convocando a toda la región a una unión más amplia, para enfrentar una crisis internacional" para que tenga el "menor impacto posible".

La incorporación de Venezuela al Mercosur obligará al país caribeño a tener que adecuar sus normas arancelarias para que se puedan compatibilizar con las disposiciones del bloque regional. Por ese motivo, en Caracas se han llevado a cabo la semana pasada las primeras reuniones entre una delegación de funcionarios brasileños y venezolanos a fin de avanzar en los procesos de integración.

En la resolución aprobada el 29 de junio durante la reunión del Mercosur de Mendoza, los mandatarios "se congratularon" por el ingreso de Venezuela al bloque regional y subrayaron que el proceso de integración "es un instrumento para promover el desarrollo integral, enfrentar la pobreza y la exclusión social".

Ese documento recuerda que Venezuela establece su ingreso bajo "los principios de gradualidad, flexibilidad y equilibrio, reconocimiento de las asimetrías y del tratamiento diferenciado; en los términos de los incisos II y III del Artículo 40 del Protocolo de Ouro Preto".

Cargando...