Cristina: "Si le va mal a la gran mayoría nos afecta a todos"

A más de 8000 kilómetros de la Argentina y casi dos semanas después, la presidenta Cristina Kirchner evitó hacer referencia a los cacerolazos antikirchneristas del jueves 13, ante una consulta del programa periodístico CQC.

Ayer a la tarde, después de un encuentro con el magnate George Soros , la Presidenta visitó una muestra sobre Eva Perón en el consulado argentino en Nueva York. Consultada por el cacerolazo que argentinos residentes en la Gran Manzana convocaron para esta tarde, se limitó a sonreír. Según publicó el diario El Cronista Comercial , después habría deslizado que no se puede contentar a todos a la hora de tomar decisiones.

En tanto, el diario oficialista Tiempo Argentino indicó que "algunas medidas al que tuvo poder en algún momento puede que no le hayan gustado. Pero en realidad creo que todos los argentinos, más allá del lugar que ocupen, saben que si le va mal a la gran mayoría, finalmente termina afectando a todos".

Durante la recorrida de la muestra, la mandataria no se refirió a la reunión bilateral con Irán y sólo esbozó un breve comentario sobre la reunión con Soros. Cuando una periodista centroamericana le preguntó por el cepo cambiario, dio media vuelta, dijo "Muchas gracias" y se fue. Tampoco habría dado una respuesta directa sobre el cacerolazo.

Cacerolazo neoyorkino. Un grupo de argentinos descontentos con el Gobierno se congregarán hoy frente al Hotel Mandarin para protestar por la presencia de la Presidenta en Nueva York.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK