Crece la expectativa por el comienzo del diálogo de paz en Oslo

OSLO.- Después de tres intentos fallidos a lo largo de 30 años, Colombia se mantuvo ayer expectante ante el comienzo hoy, en Oslo, de un nuevo diálogo de paz entre representantes del gobierno colombiano y de las FARC, que buscan llegar a un acuerdo para poder poner fin a casi medio siglo de conflicto armado.

Los voceros de ambas partes llegaron ayer a Noruega, sede del encuentro y país garante junto con Cuba del proceso de paz, un día después de lo estipulado por problemas logísticos en ambas delegaciones. La reunión tendrá lugar en el hotel Hurdal, en las afueras de la capital, y todos los involucrados se empeñaron en llevar la mayor discreción sobre el tema para no "afectar la marcha del proceso". Está previsto que hoy las partes ofrezcan una conferencia de prensa.

De acuerdo con la agenda anunciada por la delegación colombiana, es posible que las discusiones se tornen espinosas, porque se definirán aspectos logísticos del diálogo y se prepararán los encuentros que se mantendrán luego en La Habana, en donde se realizará la negociación.

Así, quedarán atrás las primeras conversaciones exploratorias que la guerrilla mantuvo en Cuba con el gobierno de Colombia hace unas semanas, en las que se establecieron los cinco puntos a discutir: el problema agrario, la participación política de los insurgentes, el narcotráfico, el fin del conflicto y la situación de las víctimas.

Por el momento, las partes encararán la negociación sin un alto el fuego sobre el terreno, reclamado por la guerrilla y rechazado por el gobierno del presidente Juan Manuel Santos.

Según el jefe negociador del gobierno, Humberto de la Calle, la que se inicia hoy es la llamada "fase dos" del proceso que busca el fin del conflicto armado que desangra a Colombia desde hace casi 50 años y representa "el comienzo de una etapa de transformación social en Colombia".

Al partir rumbo a Oslo, el vocero oficial dijo que se marchaba con "esperanza" y "optimismo moderado" y que la idea era traer "buenas noticias para Colombia". El equipo del gobierno colombiano quedó integrado por el comisionado de paz Sergio Jaramillo, el ex ministro Frank Pearl, el industrial Luis Carlos Villegas y los generales retirados Jorge Mora y Oscar Naranjo.

Por su parte, el actual jefe máximo de las FARC, Timoleón Jiménez, alias "Timochenko", sostuvo que su organización no se retirará de las conversaciones hasta no alcanzar la paz. "No le quede duda de que todos los guerrilleros acompañan con entusiasmo este nuevo empeño", declaró el guerrillero en una entrevista la semana pasada.

Los representantes de las FARC en las conversaciones de paz son nueve personas, encabezadas por Iván Márquez, número dos de la guerrilla; los comandantes Rodrigo Granda, Andrés París y Marco Calarcá. Está incluido Simón Trinidad, un guerrillero que purga una pena de 60 años de prisión en Estados Unidos, aunque se desconoce si participará de alguna manera en las conversaciones.

Además, a último momento, las FARC incluyeron a la guerrillera holandesa Tanja Nijmeijer, quien se acoplará a las negociaciones de paz cuando se trasladen a La Habana.

Desde el fin del último intento de negociación con el ex presidente Andrés Pastrana (1998-2002), el panorama para el grupo guerrillero cambió: por muerte natural y ataques militares perdió a la mayor parte de su cúpula, ya no tiene políticos secuestrados para canjear, experimenta deserciones a diario y el total de sus hombres no supera los 7000, según datos del Ministerio de Defensa de Colombia.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK