Crece el conflicto diplomático entre la Argentina y Armenia

MÁS DESTACADO EN ARGENTINA

Los viajes comerciales de Guillermo Moreno por países exóticos no le saldrán nada barato al Gobierno. Un nuevo frente de conflicto diplomático se abrió desde anoche entre la Argentina y Armenia por la inminente visita del canciller de Azerbaiján a Buenos Aires.

La llegada del canciller Elmar Mammadyarov, prevista para pasado mañana, es el resultado de la misión comercial que Moreno y Héctor Timerman realizaron hace 15 días, junto con un grupo de 200 empresarios argentinos a Azerbaiján.

Pero esta visita oficial de un alto funcionario de Azerbaiján, al igual que aquel viaje a Bakú no cayeron nada bien en la comunidad armenia en la Argentina y mucho menos por parte del gobierno de ese país, que tiene una relación muy tensa con Azerbaiján por el territorio en disputa de Nagorno Karabaj.

Anoche, casi a la misma hora en que la Cancillería emitía un comunicado oficial anunciando la visita de Mammadyarov, el embajador de Armenia en Buenos Aires, Vahagn Melikian, entraba en el palacio San Martín con un firme objetivo: exigir a las autoridades argentinas un tratamiento "igualitario y recíproco" de parte de la Casa Rosada con respecto a Armenia.

Fuentes confiables de la Cancillería ratificaron a LA NACION la presencia del embajador de Armenia que, al parecer mantuvo una reunión con el segundo de Timerman, Eduardo Zuain, a quien le pidió explicaciones por la visita del canciller de Azerbaiján a la Argentina. La de ayer fue la tercera reunión que el embajador de Armenia mantuvo con autoridades de la Cancillería en menos de 10 días.

Más allá de algunos gestos de buena predisposición de la Cancillería, el encuentro de anoche no se desarrolló en los mejores términos y el embajador Melikian recordó ante sus interlocutores el conflicto que mantiene su país con Azerbaiján por el territorio de Nagorno Karabaj. Este espacio está bajo soberanía de Azerbaiján pero se encuentra poblado por armenios y autoproclamado independiente en 1991. La secesión del enclave dio lugar a una guerra que duró hasta 1994 y causó unos 30.000 muertos. En solidaridad con Azerbaiján, Turquía cerró la frontera con Armenia en 1993.

Consultadas por LA NACION, las autoridades del Centro Armenio de la República Argentina expresaron su preocupación por el viaje del canciller de Azerbaiján y dejaron entrever que esa visita podría influir en la posición de la Argentina respecto del conflicto de Nagorno Karabaj. A la vez, la comunidad armenia expresó "la necesidad de que exista un comportamiento equilibrado" en las relaciones diplomáticas.

Tal como lo anticipó LA NACION la semana pasada, Timerman recibirá pasado mañana a su par de Azerbaiján, que encabezará una delegación azerí de funcionarios y hombres de negocios.

Ayer la Cancillería informó que esta visita de Azerbaiján "se enmarca en un proceso de fortalecimiento de la relación entre ambos países", y recordó la visita que efectuó Timerman a principios de julio Timerman, junto con el secretario de Comercio Interior y una comitiva de 200 empresarios argentinos.

La delegación que llegará de Bakú participará del Foro de Negocios Argentina-Azerbaiján en el Palacio San Martín, pasado mañana, y luego habrá una ronda de negocios, por la tarde, con la participación de algunos de los más importantes holdings integrantes de la delegación oficial de Azerbaiján.

La comitiva azerí también mantendrá reuniones de trabajo con los ministros Débora Giorgi (Industria), Norberto Yauhar (Agricultura) y Julio De Vido (Planificación). Con este último, existe un tema de central interés para la Argentina: la necesidad de arribar a un acuerdo comercial con la petrolera estatal Socar de Azerbaiján para sumarla a los negocios de YPF.

Cargando...