Continúa la toma del Ministerio de Educación bonaerense por estatales

Los funcionarios de la cartera educativa de la provincia de Buenos Aires y los dirigentes gremiales estatales siguen sin ponerse de acuerdo por el recorte de horas extras y viáticos a empleados de esa dependencia. De esta manera, el edificio continúa ocupado y paralizado por un grupo de manifestantes. 

Las negociaciones no llegaron a puerto durante la reunión de ayer a las 11 de la mañana. El intecambio duro sólo 40 minutos, a diferencia del miércoles cuando las partes tuvieron un maratónico encuentro que comenzó a las 18 y se extendió hasta las 23:15.

"No hubo ninguna propuesta nueva, era más de lo mismo: insistir con el recorte. Nos levantamos y nos fuimos", afirmaron los dirigentes gremiales que participan de la medida de fuerza. Luego de la reunión, los estatales decidieron en asamblea proseguir con la toma del establecimiento "hasta tanto no haya una respuesta satisfactoria". 

Sin embargo, el centro de atención se trasladó de la cartera educativa a la Gobernación. Allí, el Jefe de Gabinete, Alberto Pérez, durante una conferencia de prensa que dio junto con la titular de Educación, Nora De Lucía, denunció que “un minúsculo grupo protagonizó graves hechos de violencia y amenazas a funcionarios”, incluida la ministra.

Las medidas de fuerza gremial son protagonizadas por los trabajadores nucleados en la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) y el Sindicato de Obreros y Empleados de la Minoridad y la Educación (SOEME). Ayer, se sumó al reclamo el gremio que posee la representación mayoritaria en la provincia, la Unión del Personal Civil de la Nación (UPCN).

La toma se mantuvo hoy pese a que el gobierno provincial presentó en el Juzgado de Garantías Nº 4 una medida cautelar que busca el restablecimiento del orden y garantiza el funcionamiento del Ministerio de Educación.

"Manejar los recursos en forma eficiente"

La directora de Cultura y Educación Bonaerense, Nora de Lucía, quien fue incorporada tras la renuncia de Silvina Gvritz en agosto -denunció que se le "exigía un ajuste"-, lamentó ayer que los empleados públicos tomen el edificio de su dependencia. "No podemos ser rehenes de mil personas que hoy están impidiendo el acceso a una sede pública. Queremos dialogar, pero en el marco de la regularidad y la normalidad", indicó.

La funcionaria también ratificó la decisión de "seguir con el camino de manejar los recursos en forma eficiente" en su área, aunque mantuvo la "voluntad de diálogo" con los trabajadores que mantienen ocupada la sede de la dependencia en protesta por el recorte de horas extras y viáticos.

"Hay jornadas que exceden ampliamente la jornada laboral, con más de 150 horas extras por mes", explicó la ministra en la conferencia de prensa en la que estuvo acompañada por el jefe de Gabinete bonaerense, Alberto Pérez.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK