Confirmaron el ascenso del nuevo jefe de la Armada

Tras una espera de casi de tres meses, ayer quedó confirmada la designación del ahora almirante Daniel Alberto Martin como jefe del Estado Mayor General de la Armada. Culmina así el proceso iniciado el 15 de octubre, cuando el almirante Carlos Alberto Paz fue apartado de su cargo al frente de la fuerza, en medio de la polémica por la retención de la Fragata en Ghana.

Coincidiendo con la llegada de la Fragata Libertad, el Gobierno realizó un acto formal, postergado desde que el reemplazante obtuvo el acuerdo del Senado el pasado 28 de noviembre.

El almirante Martin, de 57 años, realizó su carrera en la fuerza de submarinos de la Armada. Participó del desembarco argentino en Malvinas el 2 de abril de 1982, como tripulante del submarino Santa Fe, y en el abastecimiento y la defensa de las islas Georgias del Sur durante el conflicto.

El inusual retraso de la firma del decreto que formalizaba su ascenso había generado malestar en la Armada, algo que se sumó a otras fuentes de tensión, como el recorte de funciones a favor de Prefectura Naval, la falta de presupuesto para el mantenimiento de la flota y el entrenamiento de los marinos, los conflictos en torno a los salarios y los rumores sobre un cambio de nombre de la nave insignia de esta fuerza, que finalmente ayer no se concretó.

El decreto publicado ayer realiza un ascenso retroactivo, válido desde el día 16 de octubre. Termina con una situación que no se condecía con los usos y costumbres de este tipo de nombramientos.

El tiempo de espera había generado incertidumbre. Una situación que se agravó cuando, a fines de diciembre, la Presidenta promulgó tres decretos que establecían el ascenso de 168 militares.

A pesar de que la agencia Télam había anticipado el jueves 27 de diciembre el ascenso de Martin, en una nota titulada "Un veterano de Malvinas recibe las insignias de almirante", su nombre no figuró entre los ascensos publicados en el Boletín Oficial el viernes 28 de diciembre pasado.

La crisis generada por la retención del buque escuela de la Armada en el puerto africano de Tema, a raíz de una demanda interpuesta por los denominados fondos buitre, había provocado el desplazamiento del almirante Paz. Además, motivó el pase a disponibilidad del secretario general naval, contralmirante Luis María González Day.

El jefe de la fuerza fue reemplazado el 15 de octubre por el subjefe, que en ese momento era Martin, quien se encuentra al mando de la Armada desde entonces, a pesar del retraso en su ascenso.

La Armada inició el día de la llegada de la Fragata Libertad con una noticia pendiente, que cierra el ciclo iniciado con la inesperada retención del buque en Ghana.

A los problemas para el buque escuela se sumaron entonces la incertidumbre por la avería de la corbeta Espora en Sudáfrica, el conflicto entre Defensa y Cancillería por la decisión de amarrar en el país africano y los consecuentes cambios en la cúpula.

El hombre que guió a la embarcación

Estuvo los últimos seis meses a bordo de la Fragata

PABLO SALONIO

Cargo : Capitán de la Fragata Libertad"No cumplimos más que con nuestra obligación de traer nuestra Fragata a casa". Con esa frase el capitán de la embarcación exhibió su alegría por el regreso. El buque estará abierto a visitas a partir de mañana en el puerto de Mar del Plata

Los presidentes y la Fragata

El buque escuela tuvo un trato dispar de los mandatarios

CARLOS MENEM

Presidió las ceremonias de zarpada anualmente. En 1999, iba a recibir al buque en un viaje a Miami, lo que finalmente no se concretó

FERNANDO DE LA RÚA

Dio la orden de zarpada en 2001. Casualmente, a bordo del navío, recibió una llamada del entonces presidente de los EE.UU. George W. Bush

NÉSTOR KIRCHNER

Nunca recibió ni despidió a la Fragata Libertad. Su mandato coincidió con que el buque estuvo parado cuatro años en reparación (2004-2007)

CRISTINA KIRCHNER

No asisitió nunca a la ceremonia de zarpada. Purricelli encabezó el acto en 2012. En 2009 sorprendieron la ausencia de Garré y la vestimenta informal de su representante, Sabrina Frederic

Cargando...