Comienza el juicio a Felisa Miceli

La ex ministra de Economía Felisa Miceli será juzgada desde hoy por los 100.000 pesos y 30.000 dólares encontrados hace cinco años en el baño de su despacho y cuyo origen nunca pudo justificar.

La ex funcionaria será juzgada por los delitos de encubrimiento agravado, dado que se sospecha que el dinero provenía de un delito, y por destrucción de documentos, pues está acusada de hacer desaparecer el acta original de la Policía Federal donde se dejaba constancia del hallazgo de la plata.

Felisa Miceli, que renunció tras el escándalo hecho público el 24 de junio de 2007 en el diario Perfil, se desempeñó luego como asesora de las Madres de Plaza de Mayo. Ahora se expone a ser condenada a una pena máxima de 10 años, seis por el encubrimiento y cuatro por el acta. En el momento de la comisión del hecho no estaba vigente la ley de lavado de dinero, en caso contrario ésa podría haber sido la acusación, dijeron fuentes judiciales a LA NACION.

El proceso está a cargo de los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Alberto Tassara y Jorge Luciano Gorini, del Tribunal Oral Federal N° 2. Se estima que se prolongará hasta fines de noviembre o principios de diciembre, dado que está previsto que declaren unos 64 testigos.

Entre los citados se encuentran funcionarios del Banco Central, de una financiera y el hermano de la funcionaria. El fiscal del caso será Oscar Arrigo, mientras que Miceli será representada por el abogado Eduardo Miguel Bonino Méndez.

Miceli llega a este juicio por haber tenido bajo su "exclusiva esfera de custodia" unos 100.000 pesos que se encontraban embalados en fajos termosellados con el logotipo del Banco Central. El paquete tenía la inscripción "Lote 38057 Bco. 30". Además se encontró junto a los pesos la suma de 31.670 dólares.

Toda la plata estaba en el interior de una bolsa de papel madera que se encontraba colgada de una percha en el placard del baño que está en el despacho privado del quinto piso del Ministerio de Economía. El hallazgo se produjo el 5 de junio de 2007. A Miceli se le atribuye haber hecho desaparecer el acta original labrada por el personal policial que había encontrado la bolsa del dinero cuando había revisado el despacho de la entonces funcionaria, para asegurarse de que no hubiera ninguna bomba. Esa acta estaba guardada en la Brigada de Explosivos cuando desapareció.

En su auto de elevación a juicio, el fiscal de instrucción Guillermo Marijuán aseguró que el BCRA informó haber enviado el fajo de billetes termosellado a la Caja Cooperativa Cuenca, que era investigada por posible lavado de divisas. Los dólares estaban distribuidos dentro de la bolsa en tres fajos, así como una "pequeña cantidad suelta".

Antes de renunciar, Miceli contó que ese dinero era un préstamo de su hermano Horacio para la adquisición de una vivienda, que finalmente no compró. Sin embargo, las evidencias no abonaron esa declaración y no convencieron al fiscal ni a la jueza María Servini de Cubría, que estuvieron a cargo del caso.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK