Antes del acto en Plaza de Mayo, Moyano calentó la previa: "Ví nerviosa a la Presidenta"

El jefe de la CGT, Hugo Moyano, consideró esta tarde, previo a su discurso en la Plaza de Mayo, que a la Presidenta Cristina Kirchner la vio "muy nerviosa" y reivindicó su condición de peronista. "Le digo a la Presidenta: mas peronista que yo, Perón", sentenció Moyano, quien utilizó así una frase de Hugo del Carril, según relató el propio dirigente camionero.

Al llegar a la Plaza de Mayo, donde encabezará el acto de protesta convocado por la CGT, Moyano aseguró que a la mandataria, durante su discurso de ayer, la vio "enojada y nerviosa".

Movilización

Las columnas de manifestantes se ubicaron desde temprano en la Plaza de Mayo para mostrar su apoyo a la movilización convocada por el líder de la CGT, Hugo Moyano. Debido a la protesta fue cortada totalmente la AV. 9 de Julio, entre Independencia y Corrientes en ambos sentidos.

"Llegamos temprano para colgar los trapos", expresaron camioneros de la ciudad bonaerense de Olavarría, según consignó la agencia DyN. Detrás de ellos, con bombos y redoblantes, lo hicieron sus compañeros de Lanús, desde el sur del Gran Buenos Aires, y del Sindicato de Camioneros delegación Santa Fe.

Al no haber policías custodiando, tal lo anunciado por Cristina Kirchner ayer, eran los propios camioneros los que le indicaban a los automovilistas por dónde circular.

El escenario donde Moyano dará el discurso, pautado para las 15, y en donde está puesta toda la atención, fue montado con carteles que rezan: "No al impuesto a los trabajadores". Si bien el dirigente sindical presentará varios reclamos a la Presidenta se destaca la suba del mínimo no imponible en el impuesto de las ganancias.

Un día después de que Cristina Kirchner defendiera el sistema actual del impuesto a las Ganancias, el reclamo principal del jefe de la central obrera, Moyano cargará sus tintas en su discurso para exigir el aumento del mínimo no imponible de ese gravamen y la universalización de las asignaciones familiares.

Mientras los trabajadores y gremialistas se instalan de a poco en las inmediaciones de la Casa Rosada, y sobre la avenida 9 de Julio, cerca del Obelisco, algunos servicios públicos, como la recolección de residuos, ya comenzaron a resentirse.

Para hoy se garantizó el normal funcionamiento de hospitales y bancos, y se restringirá la venta de combustibles desde el mediodía. El transporte público funcionará con los horarios habituales, aunque se advirtió que entre las 12 y las 18 podría haber demoras en la frecuencias de subtes, colectivos y trenes. Desde las aerolíneas se recomendó a los viajeros que llamen con anticipación a la prestadora del servicio para confirmar el horario de cada vuelo, ya que los gremios de esa actividad tomaron posturas distintas frente al paro.

Si bien no circulan camiones en las rutas, en los accesos a la Capital se presentaban algunas demoras, como en Panamericana, Autopista del Oeste, Richieri y Buenos Aires-La Plata.

Acto de Moyano

Las policías Federal y Metropolitana mantienen una discreta vigilancia en inmediaciones del palco montado por los organizadores de la movilización. Aunque ayer la Presidenta anunció que sacaría a las fuerzas de seguridad durante la movilización y acto en Plaza de Mayo para preservarlas de eventuales agresiones.

Presencias y ausencias

A la convocatoria concurrieron los gremios alineados con Moyano dentro de la CGT, el sindicalismo barrionuevista, dirigentes de partidos políticos de la oposición y organizaciones sociales,

Dicen presente los moyanistas Dragado y Balizamiento (Juan Carlos Schmid), Canillitas (Omar Plaini), Judiciales (Julio Piumato), Textiles (Jorge Lobais) y Cerámicos (Domingo Pereyra).

También irán las agrupaciones Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa, y el Frente de Izquierda. Hubo otros gremios y agrupaciones sociales y políticas que adhirieron a los pedidos, como la CTA disidente, pero no así a la marcha y ni a la huelga. En rechazo a la convocatoria se manifestaros los denominados "gordos" e independientes de la CGT, la CTA oficialista, ni los principales partidos políticos en forma orgánica.

El acto, sin policías

Ante la orden de la jefa de Estado de que el acto de Moyano no sea cutodiado por personal de la Policía Federal, desde la CGT se hicieron responsable al Gobierno de cualquier incidente que ocurra en las inmediaciones de la Plaza de Mayo.

"Hacemos responsable al gobierno nacional de cualquier intento que pretenda enturbiar o entorpecer el pacífico reclamo de los trabajadores argentinos", afirmó la central obrera desde un comunicado. "No necesita ni poner custodia en la Casa de Gobierno porque los trabajadores protestan como corresponde. Pero si ocurre un incidente, yo sé a quién responsabilizar", agregó Moyano.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK