Comando "yihadista" ataca retén del Sinaí y logra ingresar en Israel

Un comando "yihadista" mató este domingo en un ataque al menos a 15 guardias fronterizos egipcios en el Sinaí, e ingresó luego en territorio israelí a bordo de dos vehículos blindados de los cuales uno estalló y el otro fue neutralizado por Israel, muriendo al menos cinco miembros del comando, según responsables egipcios y fuentes israelíes.

El presidente egipcio Mohamed Mursi convocó a una reunión urgente con el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas y "aseguró que este ataque cobarde no quedará sin respuesta", según un texto difundido por la agencia oficial Mena.

Mursi dijo tras la reunión que "las fuerzas de seguridad impondrán todo su control" en el Sinaí. "Todos verán que las fuerzas egipcias, policiales y militares, son capaces de perseguir a los criminales", agregó el mandatario.

Por su parte, el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, estimó que el ataque "ilustra de nuevo la necesidad de que las autoridades egipcias actúan firmemente para restablecer la seguridad y luchar contra el terrorismo en el Sinaí".

Un alto responsable egipcio de seguridad acusó de estar detrás del ataque a "yihadistas" llegados de la vecina Franja de Gaza.

"Elementos yihadistas infiltrados de la Franja de Gaza a través de túneles, en colaboración con elementos yihadistas de los regiones de Al Mahdiya y de Gabal Halal (en Egipto), atacaron un puesto fronterizo cuando los soldados y los oficiales procedían al Iftar", la cena que rompe el ayuno del Ramadán, afirmó citado por la agencia oficial Mena.

Una portavoz del ejército israelí, la teniente coronel Avital Leibovich, indicó por su parte que era muy pronto para determinar la afiliación de los miembros del comando y cuál era su objetivo. "Una de las hipótesis es que querían secuestrar soldados israelíes", agregó.

Reaccionando al ataque, Egipto decidió cerrar sin un plazo la terminal fronteriza de Rafah, en su frontera con la Franja de Gaza, según la prensa oficial. Esta terminal es el único punto de paso entre el territorio palestino --controlado por el movimiento islamista Hamas-- y el mundo exterior que no es controlado por Israel.

En paralelo, la policía del movimiento islamista Hamas que controla la Franja de Gaza anunció que cerró todos los túneles de contrabando para evitar toda fuga de miembros del comando de Egipto hacia Gaza.

Hombres armados vestidos como beduinos del Sinaí habían llegado a bordo de dos vehículos y dispararon en dirección de un retén, según un repsonsable de seguridad egipcio.

Quince soldados y oficiales de la guardia fronteriza murieron, según el ministerio de Salud.

Los atacantes capturaron luego dos vehículos blindados egipcios y lograron ingresar con uno de ellos en territorio israelí cerca del puesto fronterizo de Kerem Shalom en donde fueron neutralizados.

"En uno de los vehículos hubo una explosión antes de que llegara al territorio israelí, mientras que el otro fue atacado por la Fuerza Aérea israelí. No hubo víctimas entre los soldados israelíes", indicó un portavoz del ejército israelí.

La radio pública israelí precisó que un helicóptero israelí atacó el vehículo.

Los cuerpos de cinco de esos atacantes, que portaban armas, fueron hallados posteriormente en territorio de Israel por el ejército israelí, indicó el lunes un portavoz del ejército, sin dar más detalles.

Israel acusa desde hace meses a activistas palestinos llegados de Gaza de infiltrarse a través de Egipto para perpetrar ataques.

El 18 de agosto un comando llegado al Sinaí tendió una triple emboscada a 20 km al norte de Eliat, matando a ocho israelíes, entre ellos un soldado y un policía. Las fuerzas israelíes persiguieron a los atacantes y mataron a siete, así como a cinco policías egipcios lo que desencadenó una crisis entre los dos países.

En junio, activistas infiltrados en la frontera también habían tendido una emboscada a dos vehículos que trasladaban a empleados de la construcción israelíes. Uno de ellos murió y se produjo un tiroteo en el que murieron dos de los atacantes.

Para intentar impedir estas infiltraciones y ataques, Israel aceleró la construcción de un cerco con un sistema de alarma electrónico a lo largo de los 240 km de su frontera con Egipto.

El gobierno israelí exhortó igualmente a Egipto a retomar el control del Sinaí, en donde la situación se deterioró desde la caída de Hosni Mubarak en febrero de 2011.

El Sinaí está poblado en gran parte por beduinos que durante mucho tiempo fueron marginalizados. La situación es aún más delicada por la escasa presencia del ejército debido a la desmilitarización del sector, conforme a los acuerdos de paz israelo-egipcios de 1979.

El mes pasado, dos soldados egipcio murieron en un ataque de presuntos activistas islamistas en el norte del Sinaí.

Un soldado egipcio vigila desde una torre de control en la frontera con Israel el 18 de junio de 2012. Un comando "yihadista" mató este domingo en un ataque al menos a 15 guardias fronterizos egipcios en el Sinaí, e ingresó luego en territorio israelí a bordo de dos vehículos blindados de los cuales uno estalló y el otro fue neutralizado por Israel

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK