Las coloridas pinturas de milo lockett desembarcan en el tigre

Buenos Aires, 24 de junio (Télam, por Mercedes Ezquiaga).- El artista chaqueño Milo Lockett presenta más de 50 obras en técnicas mixtas sobre tela y madera y 10 esculturas que concentran sus características figuras naif, intensos colores y un lenguaje sencillo, en una exposición que abre al público el domingo en el Museo de Arte Tigre (MAT).

Se trata de trabajos realizados entre 2009 y la actualidad por este prolífico artista autodidacta nacido en Resistencia en 1967, quien desde su irrupción en el mundo del arte en el 2001 se convirtió en un fenómeno de ventas y público.

El espectador se sumergirá en las diferentes exploraciones que realizó Lockett a lo largo de su carrera, desde sus primeros trabajos de figuras simples y ojos sugerentes, sus obras en barro y recubiertas con esmalte sintético -un barniz marino que tiene mucho brillo- y las más recientes con telas, botones y otros elementos del mundo textil.

Esta incursión en “la moda” no es casual en la travesía de Lockett, quien comenzó su carrera artística luego de trabajar varios años en la industria textil: llegó a tener tres locales de ropa y una fábrica de remeras en donde estampaba sus dibujos, un mundo que ahora regresa a sus obras.

“Milo tiene muchas líneas de trabajo y la muestra intenta ir llevando al espectador por ese mismo camino, como en la música que empieza despacio y finaliza en algo cúlmine: arranca con los personajes simples que lo hicieron conocido, luego integra el barro, aparecen los botones y las telas, y termina en un estallido de color”, señaló a Télam la curadora Enriqueta Cabred.

La muestra está acompañada de una serie de obras del marplatense Felipe Giménez, quien participa en calidad de invitado de Milo Lockett, dos amigos a quienes la directora del museo, Diana Saiegh, define como “sensibles, de miradas transparentes, con corazón de niños seductores del sistema, pero con viva voz y continuo accionar en pos de un mundo justo”.

En este sentido, es conocida la faceta solidaria de Lockett, quien promueve proyectos de integración en comunidades aborígenes de Chaco y Formosa; lleva adelante "Estampando geografía", una serie de talleres infantiles en pequeñas ciudades del norte; y realiza la Gira Interminable que consiste en la confección de murales en jardines de infantes de chicos con síndrome de Down.

“Hace 11 años decidí que iba a pintar el resto de mi vida o lo que quede de ella. Me gusta el color, me gusta el amor, me gusta la vida. No tengo estructura ni me interesa”, se escucha decir al propio Lockett y sentar, así, las bases de su obra en un breve video que se proyecta en televisores, en la recorrida de la muestra.

Otra marca distintiva en la obra del chaqueño, así como los ojos sugerentes de sus figuras, o los emparchados de colores vívidos, o sus trabajos de gran formato (promedian los dos metros de ancho) son sus frases inocentes como “café”, su bebida favorita, “feliz estoy” o “corazón de arroz” y la certeza de que “cada obra debe remitir al espectador a la niñez”, agregó la curadora.

La ribera del río Luján, en pleno corazón del Delta, es el testigo privilegiado de esta muestra, montada en el majestuoso edificio del museo fundado en 1912 para ser destinado a un club social (el Tigre Club), en estilo clásico y afrancesado con escaleras de mármol de Carrara, espejos venecianos y arañas con caireles de cristal.

En este espacio, donde también conviven obras de arte argentino figurativo de fines del siglo XIX y mediados del XX, como Antonio Berni, Raúl Soldi o Benito Quinquela Martín, no cuesta imaginar los juegos de casino que se desarrollaban aquí a principios del siglo XX o los bailes en la sala oval de la primera planta, frente a la majestuosa pasarela que llega al río.

Hasta aquí llegó, especialmente para la recorrida de prensa, un contingente de periodistas que partió de Buenos Aires desde Puerto Madero, en un atractivo viaje en lancha que unió la capital con el Delta, y que el clima no opacó pese a que la convocatoria coincidió con un día lluvioso y gris.

Hasta el 28 de agosto se podrá visitar la exhibición de Milo Lockett -que incluirá talleres de arte textil y de artes plásticas-, de miércoles a viernes de 9 a 19 y los sábados, domingos y feriados de 12 a 19, con entrada de 10 pesos, en Paseo Victorica 972, Tigre. (Télam).-

mme-mc-gel 24/06/2011 14:37

Cargando...