El loco año de Charlie Sheen

Charlie Sheen, sin duda alguna, ha sido una de las personas más polémicas en este 2011. Su vibrante-agresiva-loca personalidad capturó a los medios de comunicación y ha sido protagonista de un sinfín de controversias. A propósito, vamos a hacer un recuento de los momentos que lo hicieron tema de conversación en el último año.

Desde su comienzo en 2003, "Two & a Half Men" invadió los hogares como una comedia de televisión que hacía burla de un estereotipo: un hombre adinerado, hedonista, alcohólico, cínico y lo suficientemente atractivo y astuto como para conquistar mujeres de gran belleza pero poca inteligencia. Los personajes secundarios eran tan solo parte del engranaje, pero el show básicamente tenía como piedra angular a Charlie Sheen apenas actuando como Charlie Harper (la línea entre su personalidad real y su personaje era muy, pero muy, delgada).  Por ejemplo, a finales del 2010 estelarizó un escándalo cuando encontraron a una prostituta en su armario.

Aunque el actor siempre tuvo fama de mujeriego, también se sabía que su relación con el alcohol (y con otras drogas como la cocaína) era bastante estrecha. Hasta cierto punto, su trabajo lo mantenía con los pies en la tierra, pero en enero de 2011 tuvo que ingresar de emergencia a un centro médico debido a un severo dolor abdominal (cabe recalcar que en ocasiones anteriores ya había ingresado a clínicas de rehabilitación). Casi de inmediato, la cadena de televisión CBS anunció que la serie de comedia sería suspendida, sin embargo, a los pocos días un comunicado replanteó la situación asegurando que los últimos cuatro capítulos estarían por filmarse debido a que Sheen había hecho comentarios anti-semitas acerca del creador de la serie, Chuck Lorre.

A pesar de que ya era el actor mejor pagado en la televisión, el 28 de febrero demandó que le pagaran 3 millones de dólares por episodio y menos de dos semanas después fue despedido. Desde luego, no se iba a quedar con los brazos cruzados y mientras la producción de "Two & a Half Men" no daba a conocer si la serie se cancelaría o si seguiría, Sheen creó su propio show llamado "My Violent Torpedo of Truth/Defeat is Not An Option", con el cual salió de gira por los Estados Unidos.

Las controversias apenas comenzaban... A principios de marzo, durante una entrevista con un programa de revista estadounidense, la estrella aseguró tener una constitución física diferente. "Tengo un cerebro diferente, tengo un corazón diferente, tengo sangre de tigre".  Más adelante añadió que no estaba perdiendo sino siempre ganando. Estas dos frases se tornaron en una especie de mantra para los admiradores del actor. Alrededor de esa fecha también abrió su cuenta de Twitter consiguiendo millones de seguidores en tiempo récord.

Otra de sus escandalosas eventualidades fue cuando recién anunciaron su despido; acompañado por su entonces novia, una actriz porno, desde la azotea de un edificio se puso a tomar de una botella y agitó un machete en el aire gritando "por fin soy libre". Todos estos incidentes lo posicionaron como uno de los personajes más excéntricos en el mundo del espectáculo y su nombre se tornó en un titular recurrente.

Mientras él seguía de gira con su show en vivo de comedia, los productores de la afamada serie estaban buscando a una estrella que lo pudiera sustituir. Luego de muchos rumores, en mayo se confirmó que nada más y nada menos que Ashton Kutcher sería el nuevo protagonista del programa. Tanto Charlie como el esposo de Demi Moorse no tenían ningún roce personal, de hecho eso quedó claro cuando en la ceremonia de los premios Emmy, el mismo Sheen le deseó buena suerte a su reemplazo y habló bien del resto del elenco.

Cuando llegó el gran estreno de la novena temporada de "Two & a Half Mení, sucedió lo esperado. El primer capítulo contó con una audiencia impresionante, pues la curiosidad del mundo estaba sobre el nuevo giro en la trama. Curiosamente -a propósito- ese mismo día se estrenó su episodio en "Comedy Central", mismo que consiguió muchísimos puntos de rating. Lo interesante fue que todo mundo estaba esperando la reacción de Charlie luego de ver los nuevos capítulos de la serie que lo hizo ultra-millonario.  Como era de suponerse, habló mal de la misma. Esta vez sus comentarios fueron meras críticas, donde aseguró que la serie era una vaga sombra de lo que alguna vez fue.

El año todavía no termina, así que muy probablemente volverá a dar de qué hablar.  Hace unos días se anunció que Sheen regresará a la televisión; esta vez fue contratado por el canal FX donde protagonizará una serie llamada "Anger Managementí, misma que se estrenará el año entrante.

¿Cómo te sentís después de leer este artículo?