Capitanich ratificó que hubo una fuerte baja del desempleo en el Chaco

El gobernador del Chaco, Jorge Capitanich, ratificó hoy los datos difundidos por el Indec sobre la tasa de desempleo de la provincia y aseguró que la mejora alcanzada en esa materia en los últimos años es “objetivamente medible”.

“La tasa de desempleo se mide con distintas series y sobre todo por cada trimestre. Cada trimestre se mide la tasa de actividad, la tasa de desempleo, subocupación, subempleo, tasa de empleo. Se dice por tasa de actividad la persona que trabaja o que busca empleo, y el desempleo atañe a la persona que no tiene trabajo. En consecuencia dio esta cifra del 0,4 por ciento para el conglomerado del Gran Resistencia. No así para el resto de la provincia”, explicó en Radio 10.

El mandatario defendió la metodología que aplican para calcular el índice: “Nosotros tenemos un sistema de medición de 3 mil casos, en ocho micro regiones de la provincia del Chaco. Esas ocho micro regiones tienen una medición equivalente al 3,6 por ciento porque estamos ponderando toda la provincia. En el caso del 0,4 por ciento se midió sólo al conglomerado del Gran Resistencia”.

“Naturalmente, la provincia del Chaco tiene una tasa de actividad inferior al de la Nación equivalente al 34 por ciento contra el 46 por ciento. Doce puntos de diferencia que determinan que efectivamente todavía tenemos personas que no tienen los incentivos para incorporarse al mercado de  trabajo. Y eso implica que nos planteemos una meta de 40 mil empleos privado formales más, que consideramos plausible para el año 2015”, añadió Capitanich.

El chaqueño habló de "tendencia permanente en transformar buenas noticias en malas noticias". "Este mismo indicador en el año 2002 daba 18 por ciento de desocupación, y hace cuatro o cinco años daba cinco o seis por ciento”, continuó.

“Si tomo tres mil casos en 8 micro regiones de la provincia me da una tasa de desempleo del 3.6. Pero Chaco a tenido un incremento en la tasa de empleo derivado de tres factores: la inversión pública, la inversión privada, y a su vez transferencias fiscales directas”, explicó el gobernador kirchnerista.

Asimismo, recordó que “desde el 95 al 2003 el empleo privado formal de la provincia era 45.000 empleos. A partir del 2003 empieza a incrementarse sustancialmente y llegamos a casi 52.000 y ahora estamos en la última medición nuestra en 72.000 empleos formales. El empleo privado y el público aumenta.  La tendencia ha sido extraordinariamente importante, y eso es producto de una política nacional que incentiva la demanda agregada y el consumo popular”

“Ha mejorado la situación, pero no quiere decir que hayamos resuelto todos los problemas”, concluyó Capitanich. 

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK