Capitán, el perro que siguió a su dueño hasta el cementerio

Dicen que el perro es el amigo más fiel del hombre. Y Capitán, un perro cordobés no es la excepción a la regla.

El can, mezcla de ovejero y otras razas, pertenece a una familia oriunda de la ciudad de Carlos Paz. Según cuenta el diario La Voz del Interior , cuando el dueño de la casa, Miguel, falleció, el perro desapareció de su hogar.

"Se quedó un tiempo viviendo afuera, a unos metros, a mitad de cuadra de la casa", cuenta Verónica, esposa de Miguel, al matutino cordobés. Pero después ya no lo vieron más. Pensaron que habría muerto o que otra familia lo habría adoptado.

La sorpresa se la llevaron cuando fueron a visitar al difunto al cementerio. Junto a su tumba, estaba el compañero fiel, Capitán, que se emocionó al ver a la familia de su dueño, pero no quiso irse del cementerio.

"El domingo siguiente volvimos a visitar la tumba de Miguel y el perro estaba ahí. Esa vez nos siguió, en el regreso, porque habíamos ido caminando. Se quedó un rato con nosotros en casa pero después volvió al cementerio", relata Verónica.

¿Cómo llegó el perro al lugar de entierro de su dueño? Nadie lo sabe. Lo cierto es que Capitán encontró en el cementerio su nuevo hogar.

Cargando...