Brasil autoriza nuevas ventas a empresas de telefonía móvil sancionadas

Las tres compañías de telefonía móvil sancionadas en Brasil hace dos semanas por ofrecer un servicio deficiente podrán volver a vender líneas al haber presentado planes para mejorarlo por unos 10.000 millones de dólares, informó el jueves la autoridad de telecomunicaciones.

"A partir de este viernes, las prestadoras Claro, Oi y Tim podrán retomar la comercialización y activación de nuevas líneas en los estados en que presentaban los mayores problemas en la prestación de servicio de telefonía móvil", informó la reguladora Anatel en una nota de prensa.

Anatel dijo que la venta, suspendida desde el 23 de julio, fue autorizada "después de la aprobación de planes de mejorías enviados por las empresas" que fueron considerados "satisfactorios".

"La expansión de la base de clientes debe ser acompañada por inversiones que permitan una mejoría continua de la calidad del servicio. Las prestadoras deben entregar a sus clientes todo lo que prometen", declaró el presidente del organismo regulador, João Rezende, citado en la nota.

Las empresas se comprometieron a invertir en el período 2012-2014 unos 10.000 millones de dólares para mejorar la calidad del servicio y las redes de telecomunicaciones, especialmente en cuanto a la interrupción de llamadas y la atención a clientes.

La reguladora advirtió de que realizará evaluaciones trimestrales del servicio y que podría volver a suspender la comercialización de nuevas líneas o aplicar otras sanciones en caso de que las medidas sean insuficientes.

Anatel suspendió a estas tres compañías, que juntas representan un 70% del mercado de teléfonos móviles en Brasil, por presentar el "peor desempeño" por estados. Así, TIM fue impedida de vender nuevas líneas en 19 estados brasileños, Oi en cinco y Claro en tres.

Brasil, un país de más de 190 millones de habitantes, decidió aplicar mano dura con las empresas de telecomunicaciones para que mejoren el servicio a sus clientes de cara a los grandes eventos deportivos que acogerá el país en los próximos años; la Copa del Mundo de Fútbol en 2014 y los Juegos Olímpicos en Río de Janeiro dos años más tarde.

Las compañías se habían declarado "sorprendidas" por la decisión de la reguladora, que les otorgó un plazo de 30 días para presentar planes de mejoría.

Por otra parte, el organismo oficial informó el jueves de que implementará nuevos reglamentos para las telecomunicaciones, con análisis de la calidad y la velocidad de la banda ancha móvil y fija. Señaló también que habrá unos 12.000 equipos de medición de este servicio en todo el país.

Los planes de mejoría de las operadoras serán publicados en el sitio web de Anatel, agregó.

Según los datos del ministerio de Justicia, que controla el sistema de información de defensa al consumidor, las operadoras de móviles lideraron los índices de reclamaciones de consumidores en el primer semestre del año. De las 861.218 demandas registradas, 78.604 (9,13%) eran relativas a la telefonía móvil, superando las quejas por tarjetas de crédito, bancos y telefonía fija.

En Brasil, se activaron 39,3 millones de líneas de telefonía móvil en 2011, que cerró con un récord de 242,2 millones de aparatos móviles habilitados, un 19,3% más que el año anterior, según las cifras oficiales.

La empresa de telefonía móvil brasileña Vivo domina el sector con el 29,56% del mercado. Tim está en segundo lugar, con el 26,89%; Claro en tercero, con el 24,58%, seguida de Oi, con el 18,65%, según los datos de Anatel de junio.

Un usuario de telefonía móvil pasa delante de una tienda del operador brasileño Tim en Río de Janeiro el 20 de julio. Las tres compañías de telefonía móvil sancionadas en Brasil hace dos semanas por ofrecer un servicio deficiente podrán volver a vender líneas al haber presentado planes para mejorarlo por unos 10.000 millones de dólares, informó el jueves la autoridad de telecomunicaciones.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK