En voz baja

Goteras y cables sueltos en el Congreso

Peligro. Cables sueltos, goteras y techos rotos. Ese es el escenario que todos los días observan los diputados que ocupan el séptimo piso del anexo de la Cámara, ubicado sobre la Avenida Rivadavia frente al Congreso. El deterioro del edificio en ese sector es notable y provocó el enojo de los diputados preocupados por su seguridad y la de cientos de empleados que trabajan en el lugar. El peligro acecha: hay cables pelados y goteras en el mismo espacio.

Peligro: cables pelados y goterasPeligro: cables pelados y goteras

Algunos de los legisladores ya enviaron sus quejas a la Secretaría Administrativa a cargo del militante de La Cámpora, Ricardo Hugo Angelucci, pero no recibieron respuestas. Angelucci es el encargado de administrar el recinto: desde el pago de los sueldos y la administración del presupuesto hasta la gestión de los insumos y las reparaciones que hagan falta en el edificio.

¿Se solucionará?¿Se solucionará?

Pero la bronca por la falta de mantenimiento del anexo no solo abarca a los diputados, sino también a los trabajadores del lugar que se sienten desprotegidos. El Infiltrado pudo corroborar el daño en las instalaciones y recibió las imágenes, tomadas con un teléfono celular. Habrá que ver si en las próximas semanas el camporista Angelucci toma medidas, o si los trabajadores deben seguir expuestos al peligro que esto representa.

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK