“Muchos de los sueños de Evita fueron convertidos en leyes por Cristina”

Ediciones B | 240 págs. | 85 pesosEdiciones B | 240 págs. | 85 pesos

¿Qué tienen en común Eva Perón y Cristina Kirchner? ¿Qué hay más allá de lo evidente, esto es, que son las dos mujeres más emblemáticas y populares de la política argentina? "Eva y Cristina" explota el recurso de la comparación, pero desde un ángulo estructural: más allá de las similitudes y diferencias anecdóticas, la periodista Araceli Bellotta supo analizar el modo en que Cristina Kirchner retomó el legado de Eva Perón.

Siempre atenta a las diferencias de época, los distintos tiempos y paradigmas vigentes en la historia política argentina, Bellotta realizó un trabajo histórico que, por su temática, es inevitablemente coyuntural. Entre las ideas igualitaristas de Evita en los años '50, tanto en cuestiones de género como inclusión social, y las leyes sancionadas por Cristina en la actualidad parece haber una idea de país que transitó distintas figuras históricas. Aquí, la autora cuenta un poco las ideas principales de ambas, las críticas que recibieron y la Argentina que se arma a partir de este trabajo analógico de la historia argentina.

- Dentro de tus investigaciones en el campo de la historia, has trabajado bastante con el peronismo, Perón y Evita. ¿Qué te propusiste con este libro?

- Lo que a mí me atrajo fue comprobar qué sucede cuando una generación toma la posta de la otra, aunque sea en distintos tiempos históricos y con diferentes realidades, pero sí respetando el mismo espíritu. La verdad me sorprendió cómo muchos de los sueños que Eva había tenido en su tiempo (e incluso algunas cosas que había hecho desde la fundación), Cristina logró convertirlas en leyes. Las institucionalizó, con una distancia de 60 años. Eso fue lo que más me atrajo.

- Más allá de la evidente comparación que se pueda hacer, lo que se ve en el libro es un trazado de cómo el legado de Eva fue recuperado por otra generación, varias décadas después. Primero, ¿podrías sintetizarme ese legado? Y segundo, ¿cómo dirías que interpretó/retomó Cristina Kirchner ese legado?

- Eva Perón dio su vida por la justicia social, por los más pobres, los más postergados. Creo que Cristina ha concretado eso en cantidad de medidas: asignación universal por hijo, jubilaciones ampliadas, todas las medidas de inclusión que han tenido que ver con que la gente viva un poco mejor. Y por supuesto, parte del legado de Eva pasa por la participación política de las mujeres, con el voto femenino. Cristina no sólo fue candidata sino que fue presidenta dos veces y por el porcentaje más alto en la historia argentina en votos, después de Perón. Creo que en ese sentido Cristina logró concretar aquella impronta de Eva.

- ¿Cuáles son las similitudes anecdóticas entre la vida de Eva y la de Cristina?

Evita, junto a Perón en la Rosada (AP)Evita, junto a Perón en la Rosada (AP)

- Para empezar, ambas fueron de chicas hijas naturales. Cristina tuvo más suerte porque su padre se casó con su mamá cuando ella tenía dos años y le dio su apellido. Cristina nació 7 meses después de la muerte de Eva, en La Plata, donde en aquel tiempo esa ciudad se llamaba Eva Perón. Después, las críticas que recibió Eva cuando fue primera dama fueron idénticas a las que recibió cristina: por su ropa, sus joyas, sus peinados. Otro tema es el cuestionamiento de quién manda: en tiempos de Perón, la oposición sostenía que Eva tenía demasiada injerencia en el Gobierno de Perón y le atribuían cambios de decisiones como si las tuviera ella. Cuando gobernaba Néstor Kirchner, las críticas a Cristina eran calcadas…

- En este sentido, le dedicas una parte del libro al "vestuario y maquillaje" de Cristina. Por lo que decís,  las joyas y la ropa de Eva también eran puestas en tela de juicio en la época de Perón.

- Absolutamente, qué se ponía, quién le diseñaba la ropa, cuánto gastaba. Como si Eva no hubiese tenido recursos para comprarse su ropa: era la actriz de la radiofonía argentina mejor paga en el país. Ella se vestía así desde antes. Y con Cristina lo mismo, como si necesitara ser presidenta de la República para vestirse de determinada manera o usar lo que quiera usar… tiene los recursos desde antes.

- Eva Perón murió muy joven y, en apenas 7 años, dejó una marca en la historia política del país. ¿Qué creés que le está dejando Cristina Kirchner al pueblo argentino?

- Creo que Cristina va a dejar el legado de haber recuperado cantidades de recursos de la Argentina que antes se iban afuera y eran explotados por intereses no argentinos. El saldo de la deuda que hizo Néstor Kirchner con el Fondo Monetario Internacional, primero. Permitió después hacer cantidad de cuestiones que antes no se hubieran podido hacer, como la recuperación de YPF, por ejemplo, o la de Aerolíneas. Tenés que pensar que eran empresas que eran íconos para los argentinos, y que se fueron perdiendo y se enajenaron a favor de intereses de otros. Y creo que en este punto el Gobierno de Cristina es muy claro, y por eso recibe las críticas que recibe.

- ¿A qué críticas te referís, puntualmente?

- A las que reaccionan, por ejemplo, ante la asignación universal por hijo diciendo "les dan plata para que no trabajen". Tal vez pueda ser así en esta generación, pero no se dan cuenta que un par de generaciones más de pibes que van a la escuela, la situación ya cambia.  Porque hay pibes que no han visto trabajar a nadie en su casa, porque han estado desocupados (fruto de las políticas anteriores). Entonces que los pibes vayan a la escuela, es un logro enorme. Hoy la escolaridad bate récords de todos los períodos históricos. ¿No se preguntan por qué pasa eso? Esto pasa porque la asignación universal por hijo obliga a que los chicos vayan a la escuela.

- En tiempos de Perón, solía decirse que el general manejaba las estrategias políticas, y que Evita le aportaba el componente emocional, más relacionado con "el pueblo". ¿Qué pasa, hoy, con Cristina? ¿Tiene ese componente?

Cristina, en la ONU (AP)Cristina, en la ONU (AP)

- Yo he ido a varios actos donde la Presidenta está con la gente, y la respuesta de ella con la gente es muy conmovedora. La abrazan, la quieren ver, la quieren tocar, y ella responde uno por uno a todos los que puede. En ese sentido es muy efusiva. Se puede recordar el velorio de Kirchner, donde cada vez que alguien le demostraba cariño, ella se acercaba y parecía que hasta los consolaba, y no al revés. Creo que en ese sentido es bastante parecido, por supuesto que con tiempos distintos. En los tiempos de Eva, si no se iba a un acto, no se la veía. En la actualidad, uno prende la tele y la ve a la Presidenta. La tecnología y los medios cambiaron, entonces eso aceita la visualización. Aunque la critiquen, Cristina usa la cadena nacional porque quiere relacionarse con el pueblo.

- O sea, se podría pensar que Cristina Kirchner aglutina estas dos características que en tiempos anteriores estaban escindidas en dos figuras, Perón y Eva.

Sí, absolutamente. Por supuesto que se complementaban en vida de Néstor Kirchner. Pero no estando el ex presidente, ella demuestra que tiene, primero, una formación política impresionante. Y segundo, una capacidad de toma de decisión y de aplicación de medidas, aún las más odiosas y que sabe que la van a matar con las críticas.

- ¿Encontraste analogías entre la relación Eva-Perón y Cristina-Kirchner?

- Tal vez la relación de Cristina con Néstor fue más igualitaria. Y esto tiene que ver con los cambios de tiempo, las diferencias históricas de cada uno. Cuando Eva comenzó su historia con Perón, las mujeres no votaban, no tenían lugar en el espacio público, y en ese sentido ambos fueron enormemente progresistas. Además, cada uno tenía un rol manifiesto: en los tiempos de Perón y Eva no era común, actualmente la relación entre hombres y mujeres es más igualitaria. En la militancia de los '70, donde se conocen, ya había hombres y mujeres por igual.

- ¿Cuál sería el punto sustancial de la política cristinista? ¿A qué se refiere el Gobierno cuando habla de "nacional y popular"?

- Yo creo que si hablamos de "legado", Cristina está dejando un proyecto político que dio vuelta la lógica de la Argentina. Hasta ahora, el país miraba hacia afuera mirando a ver qué migaja recibía del exterior. Hoy el país está de pie y tratando de producir sus propias cosas, y de pararse junto a las otras naciones de igual a igual. Sin la dependencia absoluta que teníamos antes. Basta recordar, cada vez que venía una misión del FMI a inspeccionar nuestras cuentas, después terminaba redundando en reducción de salarios, menos plata para los jubilados, ajustes y cosas por el estilo que terminaban pagando los más postergados. Creo que es ese el legado: dar vuelta una política de país de estar al servicio del exterior para aplicar una política nacional y popular. Eso quiere decir nacional y popular.

@juanbrodersen

Cargando...