Ciencia bruja

Trampera sexy para reclutar chicas a la ciencia

"La ciencia es lo que haces cuando no eres bueno en los deportes". "¿Así que ella es científica? Debe ser fea". "Para los apasionados por la ciencia 'verse lindo' es frívolo". "Si las mujeres tienen un buen par de atractivos, no necesitan cerebro". Reconoces estos sarcasmos ¿verdad? Descansan en prejuicios machistas e ideas discriminatorias muy frecuentes en la vida cotidiana. Por cierto, más de un lector debe considerar a estas frases verdaderas.

En el ambiente científico prevalecen personas entrenadas en pensamiento crítico. Eso lleva a suponer que sus autoridades no deberían cultivar o esparcir estereotipos sociales. Bien, la polémica comenzó cuando la sección de Ciencia e Innovación de la Comisión Europea difundió un clip donde tres chicas producidas como modelos (con raros peinados nuevos, cuerpos esbeltos y ropas modernas), bailan al compás de la consigna Science: it's a girl thing ("La ciencia es cosa de chicas"). Tras un vendaval de críticas, la CE decidió suprimir el video, que pese a todo sigue online. ¿Lo vemos?

La Comisión Europea dio la baja del video. Esta es una de las copias rescatadas por los usuarios.

El propósito del videoclip (que rebotó, se replicó y circuló por los infinitos rincones del ciberespacio) fue promocionar el ingreso de mujeres jóvenes en las carreras científicas. Causó revuelo porque presenta una imagen femenina poco realista: más que potenciales aspirantes a seguir una carrera científica las chicas parecen pasear a través de una pasarela o posar para una revista de moda. Según sus críticos, el corto "es incapaz de lograr el objetivo invocado porque su contenido es frívolo y sexista". Y si la intención era interesar a las jóvenes "hablándoles en su propio idioma" con un mensaje "alegre y atractivo", el aspecto de las chicas chocaba con la realidad. Así, el video parecía más un comercial de cosméticos que una invitación a enfrentar los misterios de la vida en la Tierra.

La web conserva una estética sensual. "Tal vez demasiado sexy por ser una web de ciencia", dicen los críticosLa web conserva una estética sensual. "Tal vez demasiado sexy por ser una web de ciencia", dicen los críticos

"Aceptamos plenamente que fue un error y lamentamos si ha ofendido a alguien", dijo Michael Jennings, portavoz de la entidad. Sin embargo, mantuvieron la "onda kitty" de la web y en el diseño gráfico mantuvieron el lápiz labial en la primera "i" de ciencia.

En el video, las jóvenes usan prendas sugerentes en variaciones del rosa, zapatos con tacos altos, uñas ostentosamente pintadas y, al final, unos anteojos de seguridad, acaso la insinuación más tecnológica del video. "Es un insulto al género XX, defiende todos los estereotipos repugnantes que muchas de nosotras estamos tratando de romper", escribió la bellísima bióloga Carin Bondar en su blog de ciencia de Scientific American. "En ese video no vemos mujeres haciendo ciencia".

Bondar, que es escritora, realizadora y tiene un doctorado en ecología poblacional por la Universidad de la Columbia Británica, en Canadá, piensa que las chicas del video no son científicas, aunque admite que, si lo fueran, "sentiría un poco menos de odio". Cita a su colega Joanne Manaster, que además de bioquímica especializada en cosméticos es una glamorosa modelo profesional. "Ni una sola vez, en los últimos 20 años que he trabajado en laboratorios, me señalaron por ser mujer o me dijeron que trabajara mejor por mi ropa, mi calzado o mi peinado", dijo Joanne.

Ahora bien, semejante despliegue de indignación, ¿no será una sobrerreacción ante una iniciativa mal comprendida? ¿Es verdad que el video sugiere que, para destacarse en el mundo de la ciencia, las mujeres deben llevar minifalda, tacones y blusas ceñidas que realcen los pechos? ¿O los prejuicios que los críticos denuncian son también prejuicios, pero de signo contrario? Algunos, quizá, confundieron un corto que pretendía atraer a las jóvenes a la ciencia con un documental sobre "la realidad objetiva". Así, detalles como el lápiz labial o el plano cerrado de los tacones, quizá pretendieron llamar la atención antes que describir las reales apetencias de potenciales estudiantes de ciencia.

"El clip de 45 segundos quiso llamar la atención de las adolescentes, un público al que hasta ahora nos ha sido muy difícil llegar con mensajes acerca de la ciencia", justificó Jennings. El objetivo era, dice, "animarlas a conocer la campaña, las carreras científicas que proponen, y que vieran a las científicas como modelos de conducta". Si esa fue misión, han cumplido. "Los videos de los perfiles tuvieron 30.000 visitas", explicó.

"El estereotipo contra el que lucha el video es precisamente el que presenta a la ciencia como algo solemne, aburrido, ajeno a vida moderna, masculino (siempre es un chico el científico que aparece en la publicidad de los videojuegos infantiles) y, en definitiva, alejado de lo que le interesa a una chica ambiciosa y talentosa de 13 a 17 años", escribió en su blog en El Huffington Post María A. Blasco, directora del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas. "La Comisión Europea ha entendido que, para luchar contra los fuertes estereotipos que pueden disuadir a chicas competitivas de elegir carreras de ciencia, hay que usar sus mismas armas", retrucó.

Tal vez, a contrapelo de lo que creen los críticos, las mujeres de ciencia tienen derecho a vestirse a la moda, a ser sensuales y a pintarse los labios con rouge o usar aritos. Si además desean verse bonitas, ¿cuál es el problema?

Alejandro Agostinelli es periodista y editor del blog Factor 302.4
@AleAgostinelli

Cargando...