Ciencia bruja

La jauría mecánica más rápida del mundo

Vemos correr a estos cuadrúpedos robóticos y se nos pone la piel de gallina: se desplazan con precisión de gatos, son fuertes como jabalíes, corren casi como guepardos y piensan como los humanos que los controlan. Pero los miembros de esta fauna mecánica —creaciones de DARPA y de la compañía Boston Dynamics— no sólo son capaces de correr más rápido que cualquier mamífero, no necesitan parar para tomar agua y no se cansan jamás.

Su parecido con el tipo de criaturas que encontramos en la Naturaleza asusta. El modelo conocido como Cheetah ha llegado a batir el récord mundial de velocidad entre los de su especie, alcanzando 45,5 km por hora. Y si no estuvo listo para participar en las Olimpíadas de Londres fue porque aún necesitaba correas de soporte y alimentación.

Le sigue el tranco el AlphaDog. Pese a su nombre perruno, parece un caballo decapitado. Pero es un todoterreno con aplicaciones bélicas. Sus sensores de visión le permiten evitar obstáculos o rastrear soldados amigos. Los técnicos le han adosado al chasis un complejo sistema hidráulico y un motor a gasolina de gran potencia. También tiene un tomacorriente, un dispositivo poco útil si debe atravesar el desierto.

Estas alimañas, no muy distintas a las que sueñan los androides del libro de Philip Dick, son parte del proyecto Legged Squad Support System (LS3) de DARPA. ¿Objetivo del programa? Pues demostrar que estos robots semi-autónomos serán capaces de interactuar con los soldados como si fueran animales entrenados, emulándolos en capacidad de carga, maniobrabilidad y velocidad.

Las bestias mecánicas despiertan tal inquietud y familiaridad que nos recuerdan (en su versión animal) al llamado "valle inquietante", una hipótesis en el campo de la robótica y la animación en 3D según la cual cuanto más parecida es una réplica a la criatura real, mayor es el rechazo del observador.

Ahora bien ¿cuál es la diferencia entre un robot y un lavarropas? ¿Su aspecto? ¿Sus prestaciones? ¿Su... inteligencia? "Un robot es un dispositivo con un determinado grado de movilidad, que puede realizar un conjunto de tareas en forma independiente y que se adapta al mundo en el que opera", define Gonzalo Zabala, autor de "Robots
o el sueño eterno de las máquinas inteligentes"
(Siglo XXI, 2012).

Desde los primeros prototipos, el rendimiento del LS3 o AlphaDog es cada vez más refinado.

En las últimas semanas los Marines han probado al LS3 como mula de carga. Las previsiones son buenas, desde el punto de vista de la logística militar: en breve transportará hasta 181 kg durante 20 kilómetros, sin recargar combustible. Otro plan es agregarle comandos de voz para que le puedan ordenar "sit" o "come on". Y, sobre todo, "stop" —no hacerlo significaría que no vimos "Terminator" y que no hemos aprendido las Tres Leyes de la Robótica de Isaac Asimov.

Cheetah corre más rápido que Usain Bolt, el hombre más veloz en la Tierra. Pero el objetivo de este ingenio es más bien otro, mejorar su rendimiento en entornos militares.

Cheetah (Boston Dynamics)DARPA, siglas de Defense Advanced Research Projects Agency (Agencia de Investigación de Proyectos Avanzados de Defensa), busca superar las capacidades de seres humanos y animales para transportar carga en terrenos difíciles. Para conseguirlo no tienen que reinventar la rueda sino replicar la fisiología. Ciertamente, la eficiencia de algunos organismos tiene una explicación sencilla: son 4 millones de años de evolución biológica. ¿Cómo no pedir las soluciones a la naturaleza? "El Cheetah es un bello ejemplo de cómo la ingeniería natural ha creado velocidad y agilidad en terrenos difíciles. Nuestro robot toma prestadas ideas de diseño de la naturaleza para informar a los patrones de zancada, flexionando y rigidez de piezas como las palmas, la ubicación de las extremidades y estabilidad", dice Gill Pratt, director del programa DARPA.

Uno de los problemas a resolver es el ruido: al principio, el sonido del LS3 parecía el de un enjambre de abejas africanas. DARPA dice que el modelo ha mejorado 10 veces con relación a la plataforma original: ahora suena a una cortadora de césped oxidada.

Los soldados no buscan muñecos de compañía sino terminators ninja que puedan hacer los mandados llevando cosas pesadas sin que el precio de un error se pague con vidas humanas. Y que corran rápido sin ser volteados. El año que viene el Pentágono tendrá listo el WildCat, otra mascota robótica que correrá como el Cheetah pero sin ataduras, a mayores velocidades y sobre diversidad de terrenos.

Hasta aquí, la información.

Pero cabe una pregunta. Las tecnologías para pacificar el mundo, ¿no serán más baratas?

Cargando...