Ciencia bruja

Fevida 2012: un cóctel rico pero con ingredientes tóxicos

No es Reiki ni masaje: regeneración celularNo es Reiki ni masaje: regeneración celular

Un disciplinado grupo de hombres y mujeres recibe a los visitantes con los ojos entrecerrados, concentrados en su labor. Dan golpecitos en la espalda, sostienen, acarician y pasan manos por los costados del cuerpo como lo solía hacer el recordado "Manochanta" personificado por Alberto Olmedo. El antropólogo Pablo Semán, que nos acompaña a Fevida 2012, nos ayuda a comprender creencias que "ya no son New Age porque, en pos de un nuevo prestigio, han pasado a formar parte de la ´espiritualidad´, un concepto más amplio y menos susceptible a la crítica de las religiones, ya que no se opone a ellas".

Fevida 2012 -1º mega encuentro de espiritualidad de latinoamérica en Buenos Aires- estuvo centrado en la figura de Sri Sri Ravi Shankar, quien había recibido un tiro en cada articulación desde los medios oficialistas hasta que trascendió que el gurú ya había prestado "servicios espirituales" a los presos durante el gobierno de Kirchner, en 2006.

El otrora popular "brujito maya" tambien dijo presente. Es su momento.El otrora popular "brujito maya" tambien dijo presente. Es su momento.

El elenco fue variado: estrellas mediáticas como Viviana Canosa, Nacha Guevara o Ari Paluch, "filósofos del entusiasmo" como Alejandro Rozichner, "expertos en supervivencia" como Carlos Paez Vilaró o el minero Mario Sepúlveda, y gurúes de movimientos espirituales como la australiana Isha, el "niño índigo" argentino Matías Distefano (quien encabezó a un ritual al que acudieron miles de personas a meditar en la zona Uritorco el 11-11-11) o Dadi Janki, presidente de la Universidad Espiritual Mundial Brahma Kumaris, con sede en la India, a cargo del cierre del evento.

El antropólogo Semán y este cronista siguen en el hall del Centro de Exposiciones. Observan los "pases energéticos" que regalan al público de Fevida 2012. La técnica es inusual: a veces parece reiki, otras un simple masajito. Pero la muchedumbre —hoy han venido más de 1.500 personas a la feria— se deja tocar, masajear o irradiar; después de todo, por la entrada acaban de oblar $ 100. Por algo hacen cola sin chistar. Por algo están dispuestos a dejarse embrujar y creer en su sanación, por poco probable que parezca alcanzar la Iluminación a los empujones o abigarrados en los pasillos.

-¿Es reiki?, pregunto al corpulento instructor, que sale de la ronda para recuperar energía.
- No, es terapia de regeneración celular.

Ajá. Son discípulos de René Mey, el "humanista y sanador" francés que acaparó la atención del tercer día en Fevida 2012. Mey no debe saber que el prestigio de su promotor local no está pasando por el mejor momento de su vida. Claudio María Dominguez le dio un abrazo envenenado: habla con tanto entusiasmo sobre él que lo vuelve sospechoso.

En el stand de Mey (todos los oradores tienen su puesto en Fevida) no entregan prospectos: sólo sabremos más sobre su biografía comprando alguno de sus numerosos libros, escuchándolo en la conferencia magistral que dará esa tarde o entrando a su web oficial. O revisando otras páginas. Así nos enteramos que en 2006 su propio hijo, Fabrice Mey, denunció a su padre de "explotar laboralmente" a su familia cuando René se embarcó en varios negocios inmobiliarios. En el semanario L'Express, Mey hijo dijo que no haber constatado jamás ninguna de las capacidades sobrenaturales de la cuales suele presumir su padre, como "detener un tren para no perderlo, hacer aparecer dinero, alargar sus extremidades o hacer arrancar un auto a distancia".

Mey alega curar enfermedades por medios tan heterodoxos como las pantallas de cine. Por ejemplo, dice que su filme autobiográfico "H.I.M., Más allá de la luz" (2010), está impregnado de "cristales formados por pensamientos" transmitidos por él mismo. Y así como las estampitas impresas con la imagen de un santo contagian beatitud al poseedor, en países como México René vende "productos intencionados" por él, como el "té regenerador de células madre de René Mey" (0,150 kg por $ 250) o agua con las mismas propiedades (600 ml por $22). También ha montado clínicas especializadas en la Terapia Mey, que ofrecen "Consulta médica general, apoyo en Análisis Clínicos, Examen de la Vista, Asesoría Jurídica, Pase para Mamografías, RX y Ultrasonido, Dentista, Ortopedista y, próximamente, Terapia Grupal".


"Human Intelligence Matrix" (2010), la película que cuenta "la verdadera" historia de René Mey. "La mirás y te curás", dice Mey.

Pablo SemanPablo Seman

IZQUIERDA Y DERECHA EN EL MUNDO ESPIRITUAL
Pablo Semán explica que, contra los supuestos en contrario, quienes asisten al evento no necesariamente simpatizan con su impulsor, Mauricio Macri. Esto parece tan cierto como falso el "estereotipo macrista": los copetudos tampoco constituyen el 64,5 % del electorado porteño que votó por el PRO. "No todo el séquito de Shankar —continúa Semán — se siente cerca de Macri, ni quiere mezclar las cosas. Esas instrumentaciones son resistidas". Para él, "esta espiritualidad, que redefine las nociones con que operan las religiones, precede a lo partidario. Entre nosotros no hay emblocamientos lineales entre clases, cultura y partido (el pueblo peronista es católico, pero también evangélico). El pueblo de la Nueva Era podrá creer cosas que a Macri le suenan propias; pero, en estos días, la gente de El Arte de Vivir me dijo que Ravi Shankar ni siquiera sabía dónde estaba". En un programa de TV le preguntaron por Macri y él respondió no conocerlo. Dice Semán que "la partidización del evento le jugó en contra", y que le llegó el dato de que Ravi Shankar se enojó porque lo quisieron usar políticamente. Por un lado, El Arte de Vivir, en la Argentina, "se la lleva en pala": recaudó 28 millones de pesos durante 2010. De hecho, la AFIP detectó que, siendo una ONG, podría estar haciendo pasar por "donaciones" millones de pesos por cursos tarifados. Quizá, sigue Semán, "Sri Sri no sabía que aquí se iba a comprar un conflicto".

Los conferencistas acusaron recibo de esos tejemanejes. El presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, y el escritor Bernardo Stamateas, desistieron dar sus charlas. Claudio María Domínguez se excusó por la muerte de la hija de Pampita y pasó su charla de la tarde del sábado a última hora, al parecer "para burlar el ataque de la gente del antisectas" que lo escrachó este año en la Feria de Libro, nos confió un organizador del evento. El movimiento "noventista" contra las sectas de hace tres meses, desatado por la denuncia pública de Pablo Salúm, sobre el vínculo entre Dominguez y el Maestro Amor, se manifestó en la puerta del evento, donde una joven repartía volantes con un cartel de "prohibido pasar" con la esvástica nazi y una pregunta: "Hay un peligroso avance del totalitarismo como discriminación religiosa en la Argentina. ¿Qué hay detrás de la ley anti-sectas", que invita entrar en una web anónima que parece hecha por la mamá de Salum.

DE LA "MAGIA DURA" A LA NEW AGE
Hace 20 años que se celebran este tipo de eventos, donde coexisten, en un extremo, el charlatanismo más desaforado y propuestas de experiencias gratificantes en el otro. La gran diferencia es que, por una vez, la Ciudad de Buenos Aires ha invertido 2,5 millones de pesos en su realización.

En 1991 tuvo lugar "Futura", el Primer Encuentro de Ciencias Esotéricas en el predio Rural, donde los stands de servicios que ofrecían el consabido cotillón de objetos y talleres mágicos, religiosos y paranormales alternaban con gabinetes de mancias. Por entonces auspiciaba el Colegio de Profesionales en Parapsicología de la República Argentina, una entidad que suele poner en letra chica que en realidad no es un Colegio sino una "Asociación Pro" colegio.

El mismo año, en el Centro Cultural San Martín, Fabio Zerpa fue el anfitrión de un Congreso Místico Internacional Panamericano en el que participaron ufólogos, médicos homeópatas y gurúes trasandinos. ¿El número fuerte? Una psicóloga brasileña proyectó el video de unos "cirujanos psíquicos" brasileños que seccionaban el cuerpo de sus pacientes con sierras eléctricas. Un año después, "Futura" celebró un segundo encuentro. Fue clausurado: un juez activó un edicto policial según el cual está prohibido echar cartas, decir la buenaventura, interpretar o explicar ensueños o ejercer el arte de la adivinación.

Hay que dar un salto hasta 2005-2006, cuando la empresa Salones Especializados organizó las expo "Conexion Mente, Cuerpo y Espíritu" en el mismo Centro Municipal de Exposiciones. Miles de personas, gracias al apoyo de Infinito, por entonces un canal esotérico, cumplieron el rito de recorrer el espectro de stands dedicados a disciplinas paracientíficas, terapias alternativas y gabinetes de tarotistas, astrólogos y lectores de la borra de café. El segundo evento se dio el lujo de llevar a sus antagonistas. Era "Cable a Tierra", un stand del CFI Argentina donde su director, Alejandro Borgo, presentaba a la revista "Pensar, revista iberoamericana para la ciencia y la razón".

ALAS TRITURADAS DE MARIPOSA
Lo que tampoco ha cambiado es la presencia de personajes o servicios al filo de la ilegalidad. El médico homeópata Atilio Vera Fuentes, otro de los "recomendados" por Claudio María que, cuando el "comunicador espiritual" predica su rechazo a la quimioterapia, dice, junto a su colega Néstor Palmetti, que la "hidroterapia del colon" puede curar el cáncer. Lo malo es que sus aplicaciones más tenues son descalificadas por la medicina basada en la evidencia. El oncólogo Ernesto Gil Deza, director científico del Instituto Henry Moore, previene que la colonterapia "nunca ha sido demostrada". Además, sigue, "nuestro intestino está capacitado para manejar los excrementos. Ahora bien, al que le guste la cánula que la use, es una afición que no tenemos por qué prohibir, aunque el ano está mejor preparado para que salgan a que entren cosas a través de él, pero es bueno alertar que puede arriesgarse a que le desgarren el esfínter, le perforen el colon o le produzcan un disbalance electrolítico por una solución inadecuada". Y todo para nada.

Bioquantica: charlatanismo en estado quimicamente puroBioquantica: charlatanismo en estado quimicamente puro

Otros stands que, si no estuvieran avaladas por la Ciudad, hubieran pasado inadvertidos. Por ejemplo, el jugo de pasto de trigo Luz Vida, "que previene enfermedades de todo tipo, principalmente oncológicas, disolviendo tumores, debido al aumento de enzimas combinado con clorofila y aminoácidos"; los cacharros comercializados por el Instituto Bioquántica Argentina, cuyos "equipos de Biorresonancia analizan diferentes realizan "un prediagnostico no invasivo de los desbalances electro-energeticos del organismo a nivel físico, mental y emocional para luego realizar una terapia estabilizadora", o el Cosmic Center Cielo Interior, dirigido por la "Master en Registros Akashicos, Ascención y Reiki" Samanta Dominguez, a quien pudimos ver cómo se clavaba no menos de tres medialunas de jamón y queso mientras el muchacho que atendía intentaba tapar la merienda explicándonos en qué consistía el tratamiento de "reprogramación akáshica de nuestra memoria celular".


Bucólica Samanta. Nos revela nuestras existencias anteriores.

En Fevida 2012, en fin, también tuvo su oportunidad una pequeña muestra de un gremio proclive al abuso del desconocimiento, la desesperación o la necesidad, que entusiasma a quienes, como ironizaba el médico Aldo Slepetis, "mañana podemos tirar el título por la ventana, salir a cazar de mariposas, triturar sus alas, y vender ala molida de mariposa como remedios para el alma".

Pablo Semán pasa de largo de los asuntos tóxicos. Pero no pudo evitar morderse los labios cuando pasó frente al estand de la "Venerable Madre Nah Kin", promocionada por Fevida 2012 como "la sacerdotisa maya", aunque —New Age mediante— seguramente la distancia que hay entre ella y la tradición cultural de la antigua civilización es la misma que hay entre el Calendario Maya y las posibilidades ciertas de que acaba el mundo en diciembre de 2012.

Alejandro Agostinelli es periodista y editor del blog Factor 302.4

@AleAgostinelli

Cargando...

YAHOO NOTICIAS EN FACEBOOK