Ciencia bruja

El gurú que en dos meses “se transformará”

Entrados a la segunda mitad de 2012, los plazos se acortan y crecen emociones encontradas entre los creyentes. A ocho meses del 21-12-2012, cuando según varios autores tendrá lugar el fin de los tiempos o un cambio de era, pocos reparan que falta poquito —dos meses, o menos— para otro acontecimiento extraordinario dentro del mismo rubro. José Luis De Jesús de Miranda, anunció que antes del 1º de julio su cuerpo "será vestido con la inmortalidad". Es decir, su "cuerpo corrupto" y el de sus seguidores serán, a la par, "mudados en cuerpos inmortales", gracias a los cuales recibirán súper poderes, como volar y traspasar paredes. Cuando lo increíble suceda, el mundo entero deberá rendirse ante Jesús de Miranda, aceptar que es Jesús y delegar al Ministerio Internacional Creciendo en Gracia, con sede en Miami, Florida, EE.UU., el futuro de la Tierra.

Jesús De Miranda es uno de los miles de profetas que anuncian que algo increíble está por suceder. A diferencia de los agoreros del Calendario Maya, que se ha extendido en la cultura popular hasta formar un fenómeno de masas, los vaticinios de Creciendo en Gracia afectan el porvenir de un limitado número de mortales. Los escogidos, según el profeta, que toma la fecha de la escatología bíblica, serán 144 mil. Y como reconocen en él al "Anticristo", usan el triple seis como emblema de identidad por medio de tatuajes, entre otras cosas para diferenciarse del Vaticano, al que De Miranda repudia con toda la fuerza de que le da la voz.

No todos sus fieles se han tatuado el 666 en el antebrazo, que es lo que deben hacer si quieren obtener prosperidad, bendiciones y protección divina. Pero sin duda ya son muchos más de 144 mil los bendecidos por el gurú. Su Ministerio, fundado en 1986, cuenta con 361 centros educativos, el canal de TV Telegracia, 74 programas radiales, y una página web traducida a 5 idiomas, entre otros medios con alcance en más de 30 países. "Tiene casi un millón de seguidores", declaró el años pasado su ex esposa, la colombiana Josefina Torres Logreira en el Juzgado 11 de Miami, durante el juicio de divorcio.

La doctrina de Jesús De Miranda enfatiza librarse de culpas y pecados, ya que a diferencia de otros predicadores, que aseguran haber zafado de un pasado delictivo o con gustos cuestionables, como la afición por las drogas duras, él difunde ideas que justifican sus debilidades. Tal vez por eso sus fieles no desaprueban su vida sexual desordenada o su fama de derrochón, no les importa que lleve un Rolex con incrustaciones de diamante o que viaje en un BMW blindado. Las medidas de seguridad que lo rodean tampoco lleva a sus discípulos a cuestionar su omnipotencia. Se supone que, después del 1º de Julio, con su cuerpo ya transformado, no precisará a ninguno de los 16 guardaespaldas que hoy siguen su sombra. Otra porción de su séquito quizá no se aparta de su lado por temor a Su Voluntad, se sabe que a los díscolos les quita la "cobertura angélica" enviada por Dios —el mismo Jesús De Miranda— para "morir como perros" al fin de la Cuenta Regresiva.

De la promocionada efectividad de sus amenazas hay un ejemplo ilustrativo. En 2008, el Juez Roberto Piñeiro falló en su contra en el juicio de divorcio con Torres Logreira. El pastor les había prometido "cobertura angelical". Dos años después, Piñeiro sufrió una embolia cerebral y falleció. "El infarto cardíaco fue fulminante", anunció el profeta ante un auditorio que estalló de algarabía. No es una exageración, lo podemos ver aquí:

El 22 de abril pasado De Jesús de Miranda cumplió 66 años y celebró con sus fieles su propia Navidad. "El 12 ¿que es el 12? ¿Cual es la mitad del 12? Diga 6 6? ¿Y que va a ocurrir en el 2012? Es el año de Jesucristo Hombre En el 2012 nuestro padre cumple 66 años. El 2012 es la era 66 después de Jesucristo", explicó uno de sus obispos. Esta clase de especulaciones numerológicas, recordémoslo, enfrentan un largo historial de profecías que parecían tan seguras como las de Jesús de Miranda y que han fracasado ante la indiferencia más pasmosa del resto de los mortales. El último caso resonante fueron los espeluznantes anuncios de Harold Camping, quien vaticinó la destrucción del mundo en mayo y octubre de 2011, y aquí todos tan campantes.

Por eso tal vez vale la pena preguntarse: ¿Cuál es la más esperada noticia antes del 22 de diciembre de 2012? La tendremos, sin duda, el 2 de julio, cuando José Luis De Jesús de Miranda dé sus excusas, desaparezca de la faz de la Tierra o, por qué no, exhiba su cuerpo transformado vaya Dios a saber en qué cosa.

Para sus adversarios, la famosa mutación será una cirugía plástica facial que le permitirá disfrutar de sus millones en alguna isla perdida del Caribe.

Lo que sus detractores subestiman es la elasticidad de las creencias. Quienes lo creen Dios han llegado a aceptar las afirmaciones más extraordinarias. Por eso tal vez ellos están listos para aceptar cualquier justificación, incluso excusas poco creativas como alegar que "el gran cambio" ya se ha dado, aunque en un nivel espiritual e invisible.

Los desencantados simplemente se alejarán. Y, si les importa la opinión ajena, se alejarán fingiendo no haber estado ahí, tratando que nadie levante la perdiz. Muchos piensan que haber creído en dioses falsos los hace poco astutos, cuando —en verdad— es un atributo inherente a la condición humana.

Un atributo ambivalente, ya que lo que para algunos es una "estupidez", para otros, como quienes se consideran beneficiados, es una "gracia".

Alejandro Agostinelli es periodista y editor del blog Factor 302.4

Cargando...